Provinciales

Al final, no cambiarán los impuestos internos al vino, la cerveza y los espumantes

10.11.2017 Leída: 54 veces

El gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, se llevó ayer como trofeo de la Casa Rosada la marcha atrás en la intención del Gobierno de gravar al vino y los espumantes, según surgió de la reunión que el presidente Mauricio Macri mantuvo con los gobernadores para acordar el paquete de reformas. Y pese a que no era su intención, las alícuotas en la cerveza tampoco serán elevadas.
Pero la gobernadora de Tierra del Fuego aún mantiene sólo un compromiso del Ejecutivo nacional de estudiar la medida. Según fuentes de Hacienda, la baja de los Impuestos Internos para productos electrónicos podrá hacerse gradual en cinco años. Pero esa negociación está en manos del Ministerio de Producción, con las empresas, los sindicatos y la provincia, para lograr que cada parte colabore para bajar los costos por otra vía.
"La reforma tributaria se presentará el lunes en función de la reuniones con las provincias. Allí se verán plasmados esos cambios", dijo el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en una conferencia de prensa. Y señaló que el Gobierno decidió modificar el proyecto de Reforma Tributaria al detectar que había algunos nuevos impuestos "que afectaban" a determinadas actividades económicas.
Se entiende que en términos fiscales, es casi nulo el impacto por no aumentar los Impuestos Internos al vino (de 0 a 10%) y espumantes (de 0 a17%). En el caso de las cervezas, el incremento iba a ser del 8 al 17%. Pero dado que el consumidor sustituye esta bebida por el vino, se mantuvo el impuesto para no afectar su producción con la competencia, según publicó El Cronista.
Al finalizar el encuentro en Casa Rosada, Cornejo, dijo: "Acabo de tener una reunión con el Presidente y me ha confirmado que el impuesto al vino no va al Congreso, así que queda en cero". El mendocino se había reunido a solas con el Presidente, después de haber ido con el gobernador de San Juan, Sergio Uñac, a ver anteayer al ministro de Producción, Francisco Cabrera, para presentarle los argumentos económicos por los cuales no debía gravar el vino.
Ayer las cámaras Bodegueros Argentinos, con impacto en otras provincias como Salta y La Rioja, y Cerveceros Argentinos celebraron la medida.
En tanto, la gobernadora fueguina, Rosana Bertone, que se había reunido con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, dijo que el Presidente "se comprometió a realizar modificaciones" en la reforma impositiva en una conferencia de prensa, posterior a la reunión en Casa Rosada. Y declaró: "He manifestado en la reunión con el Presidente y los gobernadores mi rechazo a los anuncios del Ministro de Hacienda, por las formas y por el fondo".
En el Gobierno entienden que el empleo y la actividad de Tierra del Fuego se verían fuertemente afectados por la baja abrupta de 17 a 0% del impuesto interno, que dejaría de gozar del diferencial de 10 puntos respecto de los productos que se fabrican y venden fuera de la isla. Sin embargo, también promueve la baja de los precios de los productos electrónicos y busca una mayor competitividad de la isla.
El Gobierno considera que al acordar con los gobernadores, la reforma tributaria entrará de manera más sólida al Congreso.