Locales

Científica tresarroyense becaria del CONICET radicada en Tandil trabaja en “popularizar” la ciencia

21.03.2019 Leída: 2537 veces


Luego de compartir una videoconferencia con alumnos del Colegio Hogar San José de nuestra ciudad, la tresarroyense Dra. en Física Mayra Garcimuño, radicada en Tandil, destacó la experiencia compartida, como así también la generación de científicos oriundos de nuestra ciudad que realizan distintas disciplinas y en diferentes lugares del mundo. Asegura que trabaja en acercar la ciencia a la comunidad.
“Estoy muy contenta con la experiencia que tuvimos. Se veía a los chicos súper entusiasmados, me hicieron muchas preguntas, estaban habidos de entender cómo funciona el mundo”, relató.
Explicó en cuanto a su formación y actividad que hizo la licenciatura y el doctorado en la Universidad del Centro en Tandil, y en los últimos años “me fue surgiendo la inquietud de como acercar la ciencia a la comunidad y público en general; como hacer que el conocimiento científico lleguen al ciudadano y que lo aproveche para las decisiones que tienen que tomar en su vida. Apunta a eso mi tarea; con los chicos, los docentes y tratando de generar herramientas de comunicación para la comunidad en general”.
Agregó que en de su labor científica “una parte es la tarea de investigación con una beca post doctoral del CONICET, por lo que parte de mis horas están dedicadas allí, donde mi objeto de estudio son los museos de ciencias y los museos en general tratando de que las visitas tengan un impacto más interesante, que las propuestas sean más atractivas. Además soy docente en Tandil en la Facultad de Arte dando física, y también en las tareas de extensión que son proyectos destinados directamente a la comunidad. Este año damos capacitación para docentes de escuelas en temas de ciencias naturales, sobre uso del laboratorio, las matemáticas, física y química de manera más didáctica y atractiva. La idea es buscar otros recursos y más alternativas”, sostuvo.
Consideró que la idea es “popularizar la ciencia y que ese conocimiento más resguardado, salga del ámbito científico en un lenguaje más familiar y aprehensible por la comunidad general, justamente porque nos debemos en nuestra tarea a la sociedad sobre todo en el país que gran parte de desarrollo científico se hace con aportes del estado”.
Consideró que Tres Arroyos se ha dado en muchas ocasiones a las ciencias, “y lo asocio a la labor de las docentes en la escuela. Yo estudié en el Ex Colegio Nacional y aún recuerdo a mis docentes de física, de química, de matemática y creo que su pasión y dedicación de alguna manera fomentaron en mí tener estas inquietudes. Ha habido en la ciudad, una gran generación de científicos en distintas disciplinas y lugares del mundo”.