Locales

Conflicto entre la UTA y Río Paraná: En Tres Arroyos el servicio de micros está suspendido

07.02.2018 Leída: 2027 veces

En la tarde del martes miembros de la Unión de Tranviarios Automotor (UTA) Mar del Plata hicieron llegar a la empresa Río Paraná la orden expresa y rotunda de cesar la actividad.
El secretario gremial Adrián Giménez viajó desde Mar del Plata a Tandil junto a otros miembros del sindicato y mantuvo una larga reunión con Mario y Ezequiel Morel, y Gustavo Morales (secretario general de UTA Tandil), a la que horas después de comenzada se sumaron Blas Pugliese del Ministerio de Trabajo de la Provincia y miembros del Ministerio de Trabajo de Nación.
En medio de las tensas negociaciones, Mario Morel se retiró de la reunión y se dirigió al despacho del jefe comunal de Tandil, Miguel Lunghi, a quien le expuso el delicado panorama y obtuvo su apoyo inmediatamente.
La medida espontánea de los trabajadores fue cerrar con los micros los accesos a la terminal, pero minutos antes de la medianoche el bloqueo ya se había levantado y el resto de las empresas podían trabajar con normalidad. Además, labraron un acta donde dejan constancia que tanto el empleador como sus empleados quieren trabajar, pero se ven impedidos por el propio gremio.
Hoy la expectativa se centraba en la reunión que se había acordado para las 8 de la mañana con Roberto Fernández en UTA Buenos Aires, encuentro que finalmente no se llevó a cabo.
Encaminar las negociaciones
Por la tarde Morel viajó a Mar del Plata donde allí se puedo reunir con el delegado de UTA Mar del Plata, Sergio Medina. Aunque no trascendieron los detalles de la conversación, el gremialista llegó con una directiva concreta: paralizar las actividades en la centenaria empresa de transporte durante, al menos, quince días. Según argumentó en un breve contacto con la prensa, el propósito es encaminar las negociaciones en ese lapso y darle tiempo a Morel para instrumentar los cambios exigidos.
Sin embargo, ni el empresario ni los trabajadores están de acuerdo con la medida, ya que suspender los viajes afectará la recaudación, fuente de recursos para pagar los sueldos del personal.
En Tres Arroyos desde la terminal de ómnibus ya se informa, a través de un cartel, que “el servicio del Rio Paraná por el momento se encuentra suspendido por la UTA. No nos dejan trabajar”.
Fuente: El Eco de Tandil.