Policiales

Conmoción por el asesinato de una nena de 11 años en Junín

26.02.2018 Leída: 3887 veces

Una nena de 11 años, que era buscada por su familia en Junín tras permanecer 4 horas desaparecida, fue encontrada muerta en una finca cercana a su casa y el dueño de esa vivienda quedó detenido como principal sospechoso del crimen.

La niña, identificada como Camila Borda, fue encontrada sin vida amordazada y atada en una bañera de en un piso superior de la casa ubicada en el barrio Ricardo Rojas de esa ciudad bonaerense, frente a la casa de la familia de la menor. Los investigadores sospechan que habría sido ahogada o ahorcada, trascendió.

Como reacción frente al salvaje asesinato, los vecinos prendieron fuego un auto y atacaron la vivienda en donde la policía descubrió el cuerpo de la nena.

El sospechoso negó saber algo cuando fue consultado

Antes del hallazgo, el cuidador de la casa en la que Camila fue encontrada sin vida había sido consultado por el paradero de la joven pero aseguró que no sabía nada.

No obstante, alrededor de las 16, cuando ya se llevaban 4 horas de búsqueda, un grupo de amigos de la nena reconocieron su bicicleta en la puerta del lugar, por lo que efectivos policiales ingresaron a la casa por la parte superior y se encontraron con el cuerpo, informaron medios locales.

La familia había denunciado su desaparición durante la mañana de este domingo y en ese lapso habían montado una campaña en las redes sociales para que los ayudaran con algún dato sobre su paradero.

Apedrean la casa y queman un patrullero

Indignados por el crimen, los vecinos reaccionaron con violencia en los alrededores de la vivienda donde fue encontrada Camila, apedreando la casa del sospechoso y prendiendo fuego un patrullero.

Ante esa situación tuvieron que presentarse efectivos del Comando Patrullas y Grupo Gad y también se acercó al barrio el titular de la Jefatura Departamental, Walter Feletto, y los oficiales mayores de la policía local junto con el fiscal Sergio Terrón.