Policiales

Cuatro condenados por comercialización de drogas en Necochea

22.05.2018 Leída: 1131 veces

Jésica María Estarli, Débora Alejandra Dionisia Estarli, María Julieta Molina y Rosendo Adrián Lepe Rivera fueron condenados por el Tribunal Oral Federal de Mar del Plata, en una causa que data desde el año 2015 por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.
Este caso, fue iniciado en el Juzgado Federal de Necochea, a cargo del doctor Bernardo Bibel, luego que dos de las mujeres condenadas fueran interceptadas por la Policía en la Ruta 88 trasladándose en un vehículo VW de color negro.
En esa circunstancia fue que los efectivos constataron que dentro del rodado, más precisamente en cajas, las mujeres transportaban “piedras” envueltas que resultaron sospechosas para la Policía, por lo que luego, peritos científicos de la Fuerza determinaron que se trataba de Cocaína.
De las investigaciones se pudo determinar el destino de dichas sustancias, razón por la cual dos personas más fueron imputadas como receptoras de la mercadería ilegal con fines de comercialización.
La Justicia Federal ordenó allanar la vivienda donde se dirigían las mujeres, donde fueron incautados una serie de elementos relacionados con la comercialización de estupefacientes, (balanzas, envoltorios, celulares, etc). Cabe destacar que la cantidad de droga secuestrada, luego de pasar por el proceso de fraccionamiento, habría arrojado una cantidad cercana a las diez mil dosis de uso de un adulto.
La condena
Luego de reunir la suficiente cantidad de pruebas que se sumaron a la causa, el Juez Bibel elevó el caso a la Justicia Federal de Mar del Plata, quienes resolvieron condenar a Jesica María Estarli, a Débora Alejandra Dionisia Estarli y a María Julieta Molina, como co-autoras penalmente responsables del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, a cada una a la pena de cuatro (4) años de prisión.
Además, condenaron a Rosendo Adrián Lepe Rivera, como co-autor penalmente responsable del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, dos hechos en concurso real, imponiéndosele una pena de cuatro (4) años de prisión.