Policiales

Dieron de alta al futbolista Rial baleado cuando quedó en medio de un tiroteo en Necochea

20.03.2017 Leída: 467 veces

El futbolista de Alumni de Orense Héctor Martin Rial, quien resultó baleado al quedar atrapado en un tiroteo entre dos bandas de traficantes en Necochea, fue dado de alta en el Hospital Interzonal de Mar del Plata y ya se encuentra en su casa.
Rial, de 22 años, al observar el tiroteo en 74 y 81 bajó de su vehículo y rescató a niños que estaban en medio de la balacera cruzada, momento en que fue alcanzado por un disparo. Se supo que el lunes Rial deberá regresar al hospital marplatense para una nueva revisación.
El ataque
El goleador, oriundo de Necochea, que juega como delantero en Alumni de Orense fue baleado en la tarde del martes y sufrió heridas que motivaron su traslado al Hospital Interzonal de Mar del Plata, donde estuvo internado en grave estado.
El episodio en el que resultó herido Rial ocurrió en un barrio de viviendas ubicadas en el sector de calles 84 y 71, donde como informó Política Necochea se produjo un enfrentamiento entre bandas antagónicas que conviven en esa zona.
El hecho ocurrió en la tarde del martes, alrededor de las 15, cuando, a raíz de un enfrentamiento con armas de fuego entre dos bandas antagónicas, terminó herido Rial. En tanto, otros medios digitales, también consignaron que la pelea se habría originado como consecuencia de la sustracción de una planta de marihuana por parte de un grupo a otro. Esta situación habría desencadenado, primero una pelea a golpes de puño que, posteriormente, fue creciendo hasta llegar al abuso de armas y lesiones por parte de sus integrantes.
En ese contexto, habría llegado al lugar Rial, quien aparentemente en un intento por proteger a unos niños que había en el lugar, recibió un balazo en la clavícula, el cual ingresó al cuerpo y le provocó graves lesiones en un pulmón.
A raíz de ello, Rial fue trasladado en un automóvil particular y con escolta policial hasta el Hospital Municipal de Necochea, donde luego de ser revisado por los profesionales médicos del centro de salud, se decidió que lo mejor era su traslado al nosocomio marplatense, donde anoche continuaba peleando por su vida.
Por su parte, en el club orensano no salían de su asombro al enterarse la noticia. Es que Martín Rial debía presentarse en la noche del martes en el estadio Roberto Lorenzo Bottino para jugar ante Huracán por la Copa Aiello y, las razones de su ausencia, dejaron boquiabiertos a jugadores y dirigentes de la entidad roja.
"Fue como un balde de agua fría que no nos esperábamos", dijo Orlando "Rulo" Montenegro, presidente de Alumni de Orense cuando le tocó recordar el momento en que recibió la noticia sobre las heridas sufridas por Rial en Necochea.
"Nos dijeron que fue a sacar a dos chicos de un lugar donde se estaba desarrollando un tiroteo y terminó herido él", agregó el dirigente orensano, quien lo describió como "una muy buena persona que en un año se hizo querer mucho por sus compañeros". En esa zona de ciudad hay un violento enfrentamiento entre dos bandas de traficantes de droga que ya ha tenido tres heridos, entre ellos Rial.
Tal como informó Montenegro, el partido de la noche del martes (que Alumni terminó perdiendo 3 a 1) era el primero que Rial, quien además trabaja como mozo en la localidad, debía disputar en esta nueva temporada, después de haber tenido un muy buen papel en 2016, cuando finalizó como goleador de su equipo.
De acuerdo a lo indicado por fuentes de la oficina de Delitos Complejos de la Fiscalía y del Comando de Patrullas de la ciudad de Necochea, cuyo personal acudió al lugar para controlar el incidente entre los grupos antagónicos, de milagro no hubo otros lesionados, mientras que vecinos de las inmediaciones debieron resguardarse en sus respectivas viviendas ante el intercambio de disparos producido en el sector de calles 84 y 71.
En principio se instruyeron actuaciones legales caratuladas como "abuso de arma y lesiones", con intervención de la Fiscalía Nº 3 en turno, a cargo del fiscal Guillermo Sabatini.
Versión de los hechos
Rial de 22 años al ver semejante descontrol por el enfrentamiento y al observar niños en la calle freno y empezó a meter a todos los nenes arriba del auto, luego el auto no arrancó y el empezó a empujarlo. Fue en ese momento que arrancan a los tiros, se estima que fueron más de 10 disparos y uno de ellos le da a Martin en el hombro, todo por salvar a los hijos de los delincuentes, cuando ni a ellos mismos les importaban sus hijos. Ahora se encuentra en el hospital, la bala entró por el hombro camino hasta la columna perforando y lastimando otras partes del cuerpo, entre ellas le afectó un pulmón.