Locales

El debate por una logística más eficiente en la Mesa Redonda

08.03.2018 Leída: 446 veces



La logística del trigo, que atraviesa la producción desde su origen hasta el puerto, con la participación del transporte y la fuerte incidencia del costo de traslado de la mercadería, fueron los temas abordados en la Mesa Redonda de la 49ª edición de la Fiesta Provincial del Trigo, que se llevó a cabo con una interesante participación en la sede de la Sociedad Italiana.
El encuentro contó con la apertura del intendente Carlos Sánchez, y la presencia del secretario de Desarrollo Económico, Carlos Bayúgar, como moderador. Los panelistas fueron Juan Ouwerkerk (CONINAGRO), Norma Urruty (CARBAP-CRA), Arturo Alfredo Rojas del Puerto Quequén, Guillermo Guadagna (UNICEN) y al cierre fue el turno del ingeniero Eduardo Soto, director provincial de Agricultura del Ministerio de Agroindustria bonaerense.
En su alocución inicial, el jefe comunal se refirió a los rendimientos, en algunos casos, excepcionales que ha dejado la última campaña, “que van desde los 40 a los 60 quintales, con picos de hasta 70 quintales por hectárea”, y destacó el esfuerzo de los productores en la aplicación de tecnología, prevención de enfermedades y el alto valor en calidad de los granos.
“La logística es la palabra clave –sostuvo Sánchez-. Por eso hay que apuntar a un enfoque proactivo y sistémico que atienda las necesidades de los productores y nuestras comunidades, para que el fruto de su trabajo no se vea disminuido por circunstancias que reduzcan la competitividad y afecten la rentabilidad”.
En este sentido, advirtió el intendente que “gana la carrera quien es capaz de lograr una mayor eficiencia y coordinación” a lo largo de toda la cadena agroindustrial, momento en el que volvió a destacar, como en otras oportunidades, el importante agregado de valor que se otorga a la producción primaria a través de la industria local. Pero también hizo hincapié en los altos costos de fletes que insume el traslado de los granos hacia los centros portuarios e industriales, y su incidencia en los precios finales que paga el consumidor, en buena medida dependientes de esos costos de logística e intermediación. Todas cuestiones que consideró “una materia pendiente” a resolver para mejorar la ecuación productiva tresarroyense.
Repasó además la importancia del Parque Industrial en la cadena agroproductora, la instalación de la Aduana, y abogó por el trabajo conjunto entre el estado municipal y los sectores involucrados en esta temática, para el desarrollo de políticas públicas concretas en torno a la logística. En tal sentido, mencionó la capacitación superior que se está desarrollando en CRESTA sobre este punto. “Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para seguir creciendo”, finalizó el jefe comunal.
A su turno, Carlos Bayugar, moderador de la Mesa, agradeció la presencia de los oradores invitados, a autoridades presentes y representantes de entidades agropecuarias, a los productores y a “todos los que se acercaron a este interesante debate sobre la logística”. Y por el Día Internacional de la Mujer, seguidamente el intendente entregó presentes florales a la diputada Laura Aprile, a Norma Urruty y a la representante del banco Nación, que participaron del panel del encuentro.

Juan Ouwerkerk
El titular del Consejo de Administración de la Cooperativa Alfa advirtió en el inicio de su presentación que la logística “es un tema de los más importantes que se ha tratado en la Mesa Redonda, por las preocupaciones que genera, necesitamos eficientizar el sistema. Me voy a referir al paro que nos afectó en los últimos tiempos, desde el 2 de febrero en Rosario y que se extendió a los puertos bonaerenses. Con la intervención de la Secretaria de Transporte se logró un arreglo, con un 12% de aumento de tarifas, y cuando parecía que estaba todo arreglado en Rosario, seguimos con problemas con productores autoconvocados en el puerto de Necochea. El paro se prolongó por una semana más, sin que todavía sepamos muy bien qué fue lo que se planteaba. Por los barcos que quedaron a medio cargar hubo que pagar elevadas multas, de un dólar por tonelada por día, por lo que haciendo un promedio con los 12 buques, que podían trasladar 365.000 toneladas, insumieron un total de 5.400.000 dólares que se pagaron de multa por no cargarlos en tiempo y forma, un daño enorme. Además se vio afectado el transporte terrestre, porque los camiones que tendrían que haberse movilizado fueron más de 12.000, que no llegaron al puerto porque tenían prohibición de circular. Y esos camioneros dejaron de cobrar más de 128 millones porque sus propios compañeros no los dejaban viajar, además de generar un retraso millonario para los productores. El total es de 1500 millones de pesos que dejaron de circular en el sudeste de la Provincia. Eso se está recuperando, pero el daño fue grandísimo y toda gran crisis nos tiene que servir para actuar de otra manera en el futuro. Hay responsabilidad en los productores que no fuimos lo suficientemente fuertes, en los intendentes de la zona, y lo trasladaremos a concejales y legisladores para entre todos hacer que esto no vuelva a pasar. Además la justicia debe actuar más rápido, porque si un corte es ilegal, lo es desde el primero hasta el último día, de manera que no se entiende por qué esperar para intervenir”, consideró Ouwerkerk.
“Los productores queremos intervenir un poco más en el Consorcio del Puerto Quequén, en cuya composición tenemos una sola silla. Esto es parte de una ley provincial, no es responsabilidad del puerto, pero deberíamos tener una mayor incidencia”, solicitó.

Norma Urruty
La dirigente agropecuaria, que integra la Mesa Asesora de Transporte, compuesta por federaciones que nuclean al transporte, entidades agropecuarias y acopios, advirtió que en ese organismo “no se nos permite trabajar como las entidades estamos queriendo hacerlo”.
Urruty estimó que “el paro no fue únicamente por una cuestión de tarifas”, y enfatizó que “las entidades hicimos un estudio de costos, y observamos que se trasladan a las tarifas costos que no corresponden. Para que esto se discuta necesitamos apoyo político, pero a pesar de las notas que hemos enviado, no hemos tenido posibilidad de tratar estos temas con las autoridades. Hoy la tarifa está en un 20% por encima de los números nuestros. Creemos que esto requiere demás presencia política y judicial, no puede ser que se tomen los puertos y las rutas y se arregle con la tarifa. Hay una intermediación en el transporte con altos costos que paga el productor”, determinó.
“Los productores tenemos que empezar a cambiar la estrategia y dedicarle tiempo a este tema. De a poco se puede mejorar. A veces los altos rindes hacen que no nos demos cuenta de lo que se nos va por otro lado”, reconoció la representante de CARBAP en CRA.

Arturo Alfredo Rojas
Rojas se refirió, en el primer tramo de su alocución, a avances para evitar los cuellos de botella en Puerto Quequén. “Pero nos falta aún avanzar en obras, en transparencia, en mayor eficiencia. Hemos mejorado muelles, hemos puesto en funcionamiento un oleoducto, hay mejoras para garantizar la llegada de mercaderías con mayor fluidez. La logística debe abordarse de manera mancomunada y diferenciando responsabilidades. Estoy convencido como presidente del Consorcio que, a pesar de que hay cuestiones que no son de mi competencia, me tengo que involucrar en las distintas problemáticas, fortalecer los lazos con los intendentes, atender sus reclamos y avanzar en algún momento para que las mercaderías con agregado de valor también puedan salir por nuestro puerto”, indicó.
“Hace falta que los caminos por los que sale la producción estén en las mejores condiciones, y también reconocer el esfuerzo que se hace en obras viales”, sostuvo Rojas. En este punto se refirió a obras en el acceso al Puerto, a mejoras en el ámbito de las terminales y su problemática de polvillo, y a medidas para terminar con el boquilleo y el robo de cereal a través del trabajo coordinado entre las fuerzas de seguridad.
“Hay que tratar de terminar con los camiones sin cupo, con la presencia de los camioneros por dos o tres días en los sectores aledaños”, dijo Rojas, y consideró un avance la instalación de software que impedirá que los camiones partan con mercadería hacia el puerto sin el cupo correspondiente. También señaló la necesidad de recuperación de vías férreas.
Por último se refirió al paro que fue objeto de consideraciones de sus antecesores en el panel, y aseguró haber tenido contacto con autoridades provinciales para comprender los alcances del reclamo de los autoconvocados, los que vinculó “con una cuestión política, porque parecía que querían unir este reclamo con el paro de camioneros del 22 de febrero”. Finalmente, aseguró que se logró un canal de diálogo que evitara mayores pérdidas, no sin antes “juntarnos a diario con todos los sectores de la cadena agroexportadora para buscar soluciones”.
“No me tembló el pulso para denunciar el caso ante la Justicia Federal, y le pedimos a las terminales que hicieran lo propio en las Fiscalías”, señaló Rojas, en el tramo en que analizó las responsabilidades de cada actor frente a la medida de fuerza.

Guillermo Guadagna
Docente de la UNICEN, especialista en comercio exterior, Guillermo Guadagna destacó la presencia de la Universidad en el Puerto Quequén, pero advirtió que no todos conocen que allí está esa posibilidad de capacitarse en Logística con una carrera gratuita. “Los profesionales que allí se gradúan pueden ofrecer soluciones a muchas de las problemáticas que se plantearon aquí, y les puedo asegurar que hay más demanda que oferta en esta profesión”, apuntó, y aseguró que es un problema grave la falta de recursos humanos calificados en esta temática y en comercio exterior, carrera próxima a implementarse también en la UNICEN.
Guadagna instó asimismo a evaluar qué puertos se quiere tener, y destacó el potencial del Puerto Quequén, tras lo cual realizó un análisis comparativo entre distintos puertos a través de material audiovisual. También ponderó la incidencia de los costos logísticos en la ecuación económica de la producción, y destacó que la eficiencia en el sistema produce un “efecto multiplicador” en la economía local, cuestión que ejemplificó con una buena cantidad de datos numéricos.

Eduardo Soto
Finalmente, al cierre del encuentro, el representante del Ministerio de Agroindustria provincial, ingeniero agrónomo Eduardo Soto, optó por declinar la presentación que tenía prevista y, recogiendo los conceptos de sus antecesores, sostuvo que “estamos comenzando a revertir un poco eficiente uso de los recursos, mejorando los indicadores de nutrientes y, por eso podemos hablar de temas como la logística en lugar de referirnos a problemáticas de restricción a la exportación de trigo como las que existían hasta hace dos años”.
En el aspecto comercial es donde hay asignaturas pendientes, reconoció Soto, y admitió las dificultades en materia de transporte y puertos. “Estos temas son complejos, el desorden no se produjo en un día, pero hay que trabajarlos en la búsqueda de una estabilidad estructural y sin soluciones aisladas sino sentándonos todos a la mesa, sin ánimo de enfrentarnos ni polemizar, sino para entre todos buscar lo mejor”, consideró.
Reconoció, asimismo, que demandará tiempo corregir distorsiones en los precios relativos, y analizó las herramientas que se disponen para ir resolviendo dificultades como las ocasionadas por el paro de transportes. “Hay que ser más participativos en este juego institucional que busca recuperar el orden, todos tenemos que estar dispuestos. Los productores deben participar fuertemente desde sus instituciones; el Estado, desde sus tres estamentos, pone a disposición sus herramientas, y en estos casos recurrir a la justicia, que tiene que funcionar más eficientemente como otros procesos en la Argentina, es lo que corresponde”, sostuvo en este aspecto.
Respecto de la cuestión de las tarifas de transporte, que fue planteada en el panel, Soto abogó por “la profesionalización en el estudio de esas tarifas y costos”. Y aseguró que en los productores está también la responsabilidad de modificar algunas estrategias logísticas y apuntar a una mejor planificación. Al mismo tiempo, advirtió que es fundamental una mejor capacitación de los actores de la cadena, con participación del Estado como promotor.
Por último, celebró que se estén realizando licitaciones públicas transparentes para la ejecución de obras portuarias de profundización y dragado, que tendrán una influencia vital en el tema planteado en la Mesa Redonda, entre otros conceptos.
Entre el público, que siguió con interés las alocuciones de los panelistas, se destacó la presenca de representantes del Banco Provincia, el INTA, organizaciones como AAPRESID, representantes de cooperativas de la región, entre otros, marcando un nuevo éxito de convocatoria para la organización de la Mesa Redonda y la pertinencia del tema elegido para el debate.