Policiales

El detenido por el robo millonario en un campo de Energía va a juicio oral

02.11.2017 Leída: 2595 veces

Foto: Archivo

El tresarroyense Héctor Raúl Pereyra de 49 años, que fuera acusado de participar en el violento asalto a la familia Rivero en la estancia “Santa Isabel”, a pocos kilómetros de Energía, es el único detenido por el hecho e irá a juicio oral.
Uno de los miembros de la banda que cometió el robo el 31 de agosto del año pasado y que se alzara con
$ 1.200.000 irá a juicio oral en el Tribunal Criminal Nº 1 de Necochea el próximo 15 de diciembre, momento en el que se concrete la primera audiencia del debate.
Pereyra está imputado por los delitos de “robo cuádruplemente calificado y portación ilegal de arma de fuego de uso civil”.
Cabe mencionar, que el único vinculado por el millonario asalto, fue encontrado por la policía en una vivienda del barrio Ranchos de la Virgen de Luján. Los efectivos también secuestraron allí celulares que fueron periciados, armas de fuego y otros elementos.
Además, en otra propiedad ubicada Av. Güemes al 1300, la policía secuestró una camioneta Toyota que habría sido utilizada por los delincuentes para cometer el robo y un GPS que fue analizado.
En tanto, durante los operativos pudo ser recuperada la camioneta Chevrolet S-10, propiedad de Hugo Alberto Rivero, quien había sido atado de pies y manos junto a su esposa, mientras los malvivientes concretaban el hecho llevándose dinero en efectivo y otras pertenencias.
Los efectivos que inicialmente protagonizaron un tiroteo con los sospechosos al arribar a Tres Arroyos en la madrugada del 1º de setiembre, durante otro allanamiento registrado en una propiedad de Av. del Trabajador al 1500, se secuestraron billetes de cien pesos y algunos objetos de interés para la causa. Además, en León al 1200 no se hallaron rastros de los integrantes del grupo comando.
Cabe mencionar, que los delincuentes se apoderaron de 47.000 dólares y varios fajos de entre $ 28.000 y $ 30.000.
Tiempo después, la policía detuvo a “Peligro” Vega”, otro sospechoso de participar en la banda que cometió el asalto. Fue en Río Negro, en el momento en que regresaba a Cipolletti y quedó en libertad “por falta de mérito”.