Regionales

El Instituto Secundario Claromecó recibió una importante cantidad de libros

14.05.2018 Leída: 201 veces

En el día de hoy, llegó una gran cantidad de libros al Instituto Secundario Claromecó, los cuales fueron adquiridos en la Feria del Libro de Buenos Aires.

Marta Martínez Podestá, la directora del establecimiento educativo, comentó que gracias a lo recaudado en la travesía de kayac, lo aportado por el Rotary a través de la venta de Agua Conciencia. Gracias a ello hay gran variedad de autores y material para las distintas materias (Geografía, Física, Química, Derecho, Lengua y Literatura), aparte de novelas, cuentos.

Quien fue la responsable de la compra, la Bibliotecaria Margarita Lais Tourn, tuvo un trabajo previo importante. Pidió a las Bibliotecas Populares que le pasaran los catálogos y de esta forma pudo ir seleccionando el material con el asesoramiento de los distintos profesores; también consultó a amigas y familiares amantes de la lectura. El resultado de esto fue un listado de libros por cada Pabellón de la Feria. También recibió el consejo in situ de las Editoriales y la destinó a todo lo inherente a la promoción de lectura. Hay material que se consiguió en forma gratuita por la compra de determinada cantidad de libros.

El trabajo que sigue es clasificar e incorporar todo lo adquirido al inventario. En el día de hoy, estuvo todo expuesto sobre la mesa para que los chicos y profes pudieran verlo.

Hay libros muy interesantes, como clásicos en formato de historieta, facilitando su lectura al que no es tan amante de la novela o el cuento; o el de Cómo construir proyectos (es transversal para casi todas las materias), los de Reglamentos de Deportes, el Diccionario visual de Anatomía, o el de Manos Originarias que presenta las Etnias americanas y algunas de las técnicas que utilizaban, como cerámica, mosaico, tallas y pintura, explicando paso a paso cómo se realizaban e invitando a llevarlas a cabo.

Además tienen otro material que la gente ha donado en base a lo que se necesitaba.

También recalca que esto fue posible, gracias al Rotary, a lo recibido por el Seguro y a lo que pudo juntar la Comisión. De esta forma se renueva la Biblioteca y les permite volver a tener una base de materias y de promoción de lectura que es fundamental para el trabajo en el aula y en el hogar.

Expresa que es una necesidad que sienten, la de informar a la población sobre lo adquirido, en forma de gratitud por todo lo que ha colaborado cuando ocurrió la voladura del techo, ya sea limpiando, sacando el material para protegerlo o lijando las estanterías. "Ahora nuestra Biblioteca está formada por libros que han sido mimados", sostuvo.