Locales

El Movimiento Vecinal celebró 33 años con su impronta local intacta y Sánchez en primer plano (videos)

05.12.2018 Leída: 2977 veces

Aunque no hubo una expresión concreta respecto de quién será el candidato del Movimiento Vecinal para las elecciones generales del 2019, el rol protagónico que tuvo el intendente Carlos Sánchez en la cena con la que el partido cerró el 2018 y celebró sus 33 años de existencia, fue revelador. Es cierto que el propio jefe comunal tuvo la generosidad de reconocer el trabajo de las nuevas generaciones de vecinalistas que lo acompañan, entre ellos el propio presidente del partido, Pablo Abraham, con quien ambos fueron los únicos oradores de la noche. Sin embargo, el jefe comunal no perdió protagonismo y, en un punto alto de la noche, fue emblemática su interpretación a capella de “Zamba de mi esperanza” junto a Panchito Santarén. ¿Un signo de lo que se viene?

El SUM de la Escuela Técnica desbordó de asistentes, tanto que la muy bien servida cena se demoró algunos minutos porque fue necesario instalar, en el medio de las mesas ya dispuestas, unas cuantas ubicaciones más porque la gente seguía llegando y ya no alcanzaban los lugares prefijados. Cuando los propios funcionarios municipales pusieron manos a la obra y lograron sentar a todos, comenzó el encuentro, con imágenes tomadas en distintos momentos de la gestión, un video hecho en vivo con el ingreso de simpatizantes, vecinos y trabajadores de distintos espacios de la conducción municipal, y finalmente las palabras de Abraham y el propio Sánchez.

Delegados de las localidades, cabezas de las distintas carteras municipales, colaboradores y vecinos aportaron la calidez familiar a un encuentro en el que el Movimiento Vecinal expuso su nueva imagen corporativa y su slogan “siempre de tu lado”, y en este aspecto fue Santiago Orfanó, quien resignó un cumpleaños en familia para recibir el canto de los centenares de participantes en la cena, el que invitó a apoyar la gestión vecinalista en los nuevos soportes por los que hoy transita la política: las redes sociales.

Los de antes y los de ahora
Algo más tradicional en las formas, el presidente partidario, Pablo Abraham, dedicó varios minutos a repasar la labor de los fundadores del Movimiento Vecinal, no sin antes mencionar que además de reformular su identidad visual, el partido ha hecho una refuncionalización de su tradicional sede de la calle Dorrego. Además de mencionar los nombres de Alfredo Orfanó, Francisco “Pancho” Aramberri y otros dirigentes a los que calificó de “visionarios”, Abraham destacó la impronta siempre local del MV, “un partido propio de la gente y uno de los pocos que se ha mantenido independiente de la política nacional y provincial, gracias a sus incansables gestores y trabajadores de la política”.

Fueron las palabras del intendente Carlos Sánchez las que, como punto central de la noche, convocaron a los simpatizantes del vecinalismo a mantenerse “todos juntos, mirando lo local, porque si bien es cierto que pasamos una triste experiencia en las últimas elecciones, no estamos entregados y tenemos las mismas ganas de siempre”.

“Lo nuestro es la política local, la bandera de Tres Arroyos. Por eso en el inicio de mi gestión se creó la bandera de Tres Arroyos, y el pueblo entendió nuestra mirada sobre lo local, y el vecinalismo no defraudó y por eso es uno de los pocos que mantiene su independencia”, destacó el mandatario. A su vez, transmitió sus últimas gestiones, anunciadas no casualmente hoy mismo, acerca de la ampliación del Parque Industrial y la disposición y ordenamiento de los bidones de agroquímicos. “Nuestra obligación es mirar al mañana, porque los políticos pasan pero las políticas de estado tienen que quedar. Hoy somos modelo con el Parque Industrial, en la gestión de residuos, y lo mismo hacemos en cultura, deporte, turismo, y por eso podemos mirar para adelante, y apoyados en estos 33 años, y por eso podemos saltar el trampolín todos juntos”, sostuvo.

“Estamos trabajando vecino a vecino, y sosteniendo el grave problema económico que atravesamos cuadra por cuadra. Y tengo que agradecer a mi equipo, porque el tema es mirar el día a día pero también hacia adelante. Y cuando llegan las elecciones, si la propuesta es importante, vamos adelante, pero miremos lo local. Porque se nos han caído fábricas y nos hemos reunido con los obreros para tratar de ayudar, y eso es el vecinalismo. Conocer cuadra por cuadra las 584.000 hectáreas del distrito, y las localidades desde la más chiquita a la ciudad. Tres Arroyos tiene que seguir creciendo, y no podemos dejar de luchar por lo nuestro, por las empresas que nos dan trabajo, por los obreros que las cuidan día a día, por la cooperación y la solidaridad. Por eso canté con Pancho Santarén la ‘Zamba de mi esperanza’, porque es necesario seguir con esperanza”, finalizó Sánchez.