Regionales

El sueño de Fabián Pérez: Unirá Chile con Claromecó en bicicleta

20.03.2017 Leída: 1247 veces


Fabián Pérez, nacido en Olavarría, es un vecino de Claromecó de 47 años que se radicó aquí y desde hace 10 tiene una pasión que lo llevará, a partir de mañana, a transitar un sueño que viene organizando desde hace algunos meses. Si bien al principio no sabía bien cuál sería la ruta, por distintas razones, la elección fue comenzar el recorrido desde Chile hacia aquí; hasta allí, se trasladará en colectivo. Llegará a la ciudad de Temuco que está en el centro de Chile, a 100 km está el Océano Pacífico y como no se quiere perder la oportunidad de conocerlo, eligió Rucacura que está a esa distancia yendo para el sudoeste.
Cruzará Chile por el Paso Icalma, Villa Pehuenia, Zapala, Neuquén, Río Negro, Bahía Blanca, C. Dorrego, Copetonas, entre otras ciudades hasta llegar a Claromecó. Serán alrededor de 1400 km.
Es un emprendimiento personal y para ello no ha pedido el auspicio y la ayuda de nadie, lo hace por pura satisfacción personal.
Llevará una botella de agua de nuestro mar (grabó un video), para volcar en el Pacífico y al regreso hará lo mismo volcando en el Atlántico el agua recogida allá, es algo simbólico, más que nada por el amor que tiene por Claromecó desde que lo conoció.
No es un ciclista profesional, hace solo 10 años que pedalea y ha transformado su forma de vivir, todos los días está pensando en qué momento del día podrá salir con algún recorrido, es un tiempo importante para él.
Entrena todos los días en mayor o menor cantidad, según el trabajo se lo permita. Pudo dedicarle más tiempo en los meses de octubre y noviembre.
Su viaje no será exigido, respetará los tiempos que su cuerpo le indique.
El recorrido le demandará de 10 a 15 días de pedaleo, amenizado con paradas para tomar mate, gozar de los paisajes.
Es un desafío personal, ya que en febrero del año pasado atravesó por el Síndrome de Guillain-Barré, una enfermedad en la que el sistema inmunitario del cuerpo se ataca a sí mismo por error, esto lleva a que se presente inflamación de nervios que ocasiona debilidad muscular o parálisis, por ello estuvo varios meses sin movilidad y sin poder trabajar, pero gracias al apoyo de su familia y su pareja pudo salir y hoy en día continuar con su vida normal. Fue algo que le pegó fuerte ya que es una persona que nunca tuvo que pasar por enfermedades. Es por eso que este viaje le sirve para espantar los fantasmas y pensar en positivo.