Locales

Emotivos reconocimientos a mujeres tresarroyenses

07.03.2018 Leída: 2611 veces

En adhesión a la 49° Fiesta Provincial del Trigo, y en el marco del Día Internacional, se concretó hoy el reconocimiento por parte del Concejo Deliberante a ocho mujeres de nuestra ciudad.
El acto, encabezado por el intendente Carlos Sánchez, se realizó en instalaciones del Centro Cultural La Estación, y se distinguió a Mónica Eguivar, por el Centro de Día Caminemos Juntos; Inge Astrid Andersen, por la Asociación de Vecinos Don Amadeo Miedan; Marta Moyano, por Cáritas; María Carlota Llamosas, por la Asociación de Amigos del Menor y la Familia; Alicia Nelly Blanco, por el PJ Tres Arroyos; Graciela Saldumbehere, por el Frente Renovador; Lucia Cavecchia, por el Conservatorio de Música; y Ana Molfese, por la Escuela Agropecuaria N° 1.
Las reconocidas
Inge Astrid Andersen
La postulación de Inge Astrid Andersen llegó a través de la Asociación de Vecinos Amadeo Miedan de Villa del Parque de nuestra ciudad, por tener una vida vinculada al arte y por el aporte cultural que ha hecho a Tres Arroyos. Tiene 81 años de edad. Esposa del artista Néstor Villafañe, con origen familiar en Dinamarca, Inge se ha destacado en labores como la pintura y el canto. Trabajó en la realización de logotipos y material de uso habitual en los diarios de época. Se interesó en la política, y se afilió al Partido Comunista, siendo candidata a concejal. Propulsó la creación de la Biblioteca Meister, fundada en 2013, apuntando a la contención de los niños de la calle. Mentora del único merendero barrial de Villa del Parque, que hoy recibe alrededor de 25 chicos a diario. También impulsó la recuperación del Parque Miedan. Es socia fundadora de la Sociedad de Vecinos Don Amadeo Miedan, institución que elevó al barrio en su máxima potencia. Gestora del Centro Cultural Néstor Villafañe, donde se brindan espacios para el esparcimiento, el intelecto, la cultura, y la inclusión. Creadora del único monumento existente en el antiguo y emblemático Puente Roca. Por toda su trayectoria y sus aportes, se reconoce a Inge Astrid Andersen.
Mónica Eguivar
Su espíritu inquieto y solidario la indujo a colaborar con diversas cooperadoras escolares, como la del Jardín 903, y el Colegio Holandés. En 2006 se sumó a la Comisión Directiva de ALPI, una entidad con más de 60 años de trayectoria en la ciudad de Tres Arroyos, que lleva adelante una misión extraordinaria y muy valorada por la comunidad. Trabajó fuertemente junto a un equipo de personas muy valiosas como ella, en pos de fortalecer los servicios prestados por la entidad, y creando nuevos espacios de atención interdisciplinaria. Su gestión concluyó en el año 2016, alcanzando todas las metas previstas. Entre los proyectos concretados se puede destacar el crecimiento del Taller Protegido; con la incorporación de nuevo equipamiento y un mayor número de operarios, el mejoramiento edilicio y la incorporación del equipo de neurología, el cual funciona de forma muy satisfactoria hasta la fecha.
Por su compromiso social y vocación de servicio, la Municipalidad de Tres Arroyos y el Centro de día Caminemos Juntos reconocen en el marco del Día Internacional de la Mujer a Mónica Eguivar.
Graciela Saldumbehere
Tiene 68 años, es casada, tiene 3 hijos, 7 nietos y 5 bisnietos. Nace y crece en el barrio torretanque, donde comienza a dar sus primeros pasos de vida y donde tiene su primera experiencia laboral, a los 13 años, como niñera a cargo de 2 niños. A los 15 años comienza a trabajar en el Hospital Pirovano, lugar en donde trabajó hasta los 52. “La Vasca” comenzó trabajando en el lavadero, lavando a mano la ropa, y en los horarios “pico” brindó su servicio en la cocina. Fue descubriendo una pasión por estar al servicio de la gente, y volvió su trabajo en un “hobbie”, inspirando con su motivación a quienes la rodeaban. A los 16, con una vocación marcada en la salud, realiza su primer curso en enfermería, con el objetivo de formar parte del “staff”. Para ello realizó cursos en diferentes lugares del país. Transformó su trabajo en su estilo de vida, pasó en el Hospital cumpleaños, navidades, celebraciones de año nuevo, cumplir con su responsabilidad era su prioridad, y también esto le significó el sustento a sus hijos, y ellos eran su motivación principal para seguir trabajando con ese empeño. Recorría 70 cuadras en bicicleta a diario para llegar de la quinta donde residía al Hospital. De vuelta en la quinta, la esperaba su compañero de vida, “Coco”. Allí su labor continuaba: con la ayuda de sus hijos, criaban animales, hacían embutidos, dulce de leche, queso, y repartían leche.
La Vasca se despidió del Hospital siendo reconocida por todos sus pares con una placa y un cuadro de honor que hoy se exhiben con su nombre en la Terapia Intensiva, lugar en donde trabajó desde su inauguración hasta el día de su retiro. Decide abrir una residencia para la tercera edad junto a su esposo y dos de sus hijos, lugar en donde hoy en día se encuentra abocada, por el amor que le tiene a la labor del cuidado de personas.
En su residencia le tocó despedir a grandes amigos y colegas, y hasta a su gran maestro, el Dr. Becutti, que eligió el “geriátrico de La Vasca” para pasar sus últimos días al cuidado de su gran amiga. Lejos de querer retirarse, “La Vasca” dice sentirse orgullosa de que, 53 años después, puede seguir trabajando. Por toda su dedicación, la Municipalidad de Tres Arroyos reconoce a Graciela Saldumbehere en el marco del Día Internacional de la Mujer.
Profesora Lucía Cavecchia
La docente Lucia Margarita Cavecchia es Profesora Superior de Piano y se desempeña en el Conservatorio de Música Provincial de Tres Arroyos desde el año 1880 hasta la fecha. Ha dictado clases de piano, de educación musical, de conjuntos instrumentales escolares, de metodología y práctica de la enseñanza instrumental, entre otras materias. También fue Regente de Estudios y Directora del establecimiento. A lo largo de toda su carrera docente ha participado en la formación musical y ha sido docente e inspiración de muchos jóvenes, adultos y niños. Ha organizado numerosas actividades culturales como ciclos de conciertos, festivales, pianadas, capacitaciones, y también conciertos donde ha participado como intérprete del piano solista y a cuatro manos. Por su dedicación, responsabilidad, disciplina, y por ser inspiración para muchos tresarroyenses, se reconoce a Lucia Margarita Cavecchia.
María Carlota Llamosas
El Honorable Concejo Deliberante a través de la Comisión de Familia reconoce la labor de María Carlota Llamosas, cuya postulación llegó a través de Desde la Asociación Amigos del Menor y la Familia de Tres Arroyos, por su invaluable labor dentro de esta institución por más de 30 años. Carlota pertenece a la Asociación desde sus inicios. Fue una colaboradora fiel de la Sra. Graciela Vizzolini, su fundadora, y ha desplegado su labor como secretaria de la Comisión que oportunamente administrara los Pequeños Hogares y los Jardines comunitarios Frutillitas. Se destaca por su espíritu emprendedor y su constante insistencia en favorecer el desarrollo de los emprendimientos llevados a cabo adelante por la Institución, como así también toda acción a favor de quienes más lo necesitan. Actualmente Carlota continúa desempeñando tareas en la Comisión, siendo admirable por su capacidad de motivar a otros a través de su energía y su vocación de servicio. Es por toda su trayectoria y su labor, que se reconoce a Carlota Llamosas en el Día Internacional de la Mujer.
Alicia Nelly Blanco
El Honorable Concejo Deliberante a través de la Comisión de Familia reconoce la labor de Alicia Nelly Blanco, cuya postulación llegó a través del Partido Justicialista de Tres Arroyos, por ser una mujer comprometida política y socialmente con el desarrollo de su comunidad. Su compromiso solidario ha marcado a muchísimos vecinos de Tres Arroyos, por ser una persona solidaria, que ha tenido su casa de puertas siempre abiertas, y por haber participado de manera activa en procesos organizativos que hacen al compromiso para la mejora de la calidad de vida de la comunidad. Es por su don de gente y por su ferviente deseo de servir al bien común, que se reconoce a Alicia Nelly Blanco, en el marco de la Celebración del Día Internacional de la Mujer.
Ana Molfese
Nacida el 2 de febrero de 1954 en Coronel Suárez, vivió hasta los seis años en Las Martinetas, en General Lamadrid. Luego viajó con sus padres a Aparicio, donde realizó sus estudios primarios y ya de jovencita ingresó en la escuela secundaria Nuestra Señora de Luján en Tres Arroyos. Estudió en la Universidad Nacional del Sur, y tuvo que abandonar sus estudios por la dictadura militar. Se casó con Daniel Larsen, Productor agropecuario, con quien tiene 3 hijos, y con quien deciden vivir en Falcón, y luego radicarse en Oriente. En el 93 ingresa en el listado de emergencia del Instituto Ceferino Namuncurá de Oriente como docente de Matemáticas y posteriormente en el Instituto Argentino Danés. La vida le jugó una mala pasada y en el 2010 falleció su marido en un accidente de tránsito. La docencia fue para Ana su salvación. El amor por los chicos y la vocación docente fueron el sostén que permitió que esta mujer maravillosa y madre ejemplar siguiera adelante. Trabajadora incansable, perteneció al grupo CREA, participó de mujeres cooperativistas, y posee un vínculo con las mujeres agropecuarias. Docente sin título habilitante, docente de alma y de vocación, comprometida con la capacitación permanente, enseña con técnicas innovadoras y afectivas. Trabaja con cada uno de sus alumnos en forma personalizada y enriquece la trayectoria de los mismos. Hoy por la aplicación del art. 109 y 110 del estatuto docente, Ana debe dejar el cargo, después de 25 años y a meses de jubilarse. Por su incansable labor, por su dedicación y vocación inspiradora, se le rinde homenaje a Ana Molfese en el marco de la celebración del día Internacional de la Mujer.
Marta Adelina Moyano
Marta es empleada doméstica, tiene cuatro hijos, uno ausente, que partió a la edad de 26 años, y que desde el cielo le da fuerzas para seguir trabajando con empeño. Con mucho sacrificio ha logrado brindarles una buena educación, transmitiéndoles valores que ella misma representa, como la responsabilidad y la honradez. Cuando sus hijos eran chicos, el Padre Broilo le cedió en préstamo una casita en el barrio Ranchos. Allí comenzó a trabajar limpiando la escuela, ya que no había dinero para contratar una portera. Fue su primer trabajo comunitario. Después se abrió un merendero, donde Marta sigue ayudando a hacer la leche para 70 chicos del barrio. Colaboró en el comedor que se llamaba “Entre todos”, brindando alimento. La noticia de su cierre fue devastadora para Marta, ya que en ese lugar se brindaba abrigo a los chicos y a madres en crudas épocas invernales, llegaban mamás embarazadas con muchos problemas, algunas con desnutrición, su dolor principal fue el de palpar la necesidad de ancianos y niños que no tenían para comer. Dios le regaló el don de la sensibilidad ante la necesidad del otro, Marta es un ejemplo de solidaridad, y su labor continuó en Cáritas Parroquia Nuestra Señora de Luján, donde ha sido su directora por más de doce años. Por su vocación de servicio, por haber trabajado más de 20 años por quienes más lo necesitan, se reconoce a Marta Moyano en el marco de la celebración por el Día Internacional de la Mujer.