Regionales

Encuentro de la Red de Productores y Consumidores Agroecológicos en la Escuela Agrícola Claromecó

22.05.2018 Leída: 351 veces

La Red de Productores y Consumidores Agroecológicos que se formó hace poco menos de un año y que está compuesta por personas interesadas en consumir y/o producir de forma amigable dentro de una economía social solidaria, se reunió hoy desde las 10 de la mañana, en la Escuela Agrícola Claromecó.
Fueron varios los asistentes que vinieron de distintas localidades. Arturo Nickel, Juan de Bahía Blanca, David Schering y familia, Cristian Ruiz de la Tecnicatura en Economía Social, Claudia, Florencia Weiss y Luis de Popularia, Betty, Milo, Ale Hansson, Victoria Lamberti, Alicia Fandiño, Matilde Zúcaro, Alejandro Groenemberg, Tichi Lagún, Emilia, Nahir y por el INTA: Leandro Pusineri, Micaela y Natalia.
Hubo una recorrida por el predio, visitando las distintas huertas, olivares, rosa mosqueta, llamas, gallinas, vivero, etc. Luego se realizó una parada en la casa recuperada y que fuera la morada del Ing. Paolucci, allí pudieron ver todas las técnicas aplicadas en la misma como la estufa rocket que también alimenta de agua caliente, pisos de barro (parecen de cemento alisado), secaderos de plantas y disfrutar de unos ricos mates con pan y dulce casero de guayaba.
De regreso a la otra edificación recuperada, lo que fuera la Escuela Nº 33, aguardaba un rico almuerzo a la canasta para disfrutar bajo el acogedor sol de otoño.
Alicia transmitió, lo que a su vez había aprendido de un aborigen Aymará, protector de semillas; el proceso para la conservación de las semillas que se obtienen de un fruto húmedo. Después cada uno comentó cómo lo hacían con sus propias semillas y charlaron de experiencias sobre las siembras de distintas verduras y de cómo influyó la falta de lluvia en las mismas.
La tarde avanzaba y al sol le quedaba poco tiempo para que se fuera, pero antes hicieron intercambio de semillas y venta y/o trueque de los productos que tenía cada uno.
La experiencia vivida en la Escuela Agrícola, los dejó con ansias de un próximo encuentro, falta definir el lugar pero ya están soñando con él. Apretón de manos, abrazos, besos y "nos vemos pronto".