Regionales

Enduro y fiestas en Claromecó: la opinión de Cambiemos y el Frente para la Victoria

30.10.2017 Leída: 1151 veces

Los presidentes de los bloques del Frente para la Victoria y Cambiemos, Graciela Callegari y Horacio Espeluse respectivamente, coincidieron en que es complejo el tratamiento de cuestiones que hacen a la realización de eventos en los que colisionan distintos intereses.
En principio, Callegari advirtió que “es potestad del Departamento Ejecutivo resolver si autoriza o no todo tipo de eventos, siempre en el marco del cumplimiento de las normas que los regulan. En el caso del enduro, en particular, seguramente deberá contar con un informe de impacto ambiental, y en cada caso habrá alguna cuestión a controlar en cuanto a normas de seguridad para la protección de las personas y todo cuanto establecen las leyes. Nos pueden gustar estas actividades o no, pero como concejales, nuestro único interés es que el Ejecutivo cumpla las normas”.
Por otra parte, Callegari advirtió que “no ingresó al Concejo ningún pedido respecto de la realización de fiestas en carpas, pero tal como ocurre en el caso anterior, la habilitación de fiestas públicas es también facultad del Ejecutivo. Y las personas que las organizan tienen que cumplir con todo lo previsto en la legislación sobre nocturnidad, respecto de la seguridad dentro del espacio y en sus adyacencias”.
Espeluse: “Esperamos la resolución de la justicia”
Respecto de la realización del enduro y la posición de los ambientalistas, el presidente de la bancada de Cambiemos, Horacio Espeluse, dijo estar “aguardando el pronunciamiento de la justicia, tal como señaló el intendente. No tiene valor la opinión nuestra si este tema se ha trasladado a la justicia, pero desde el punto de vista del medio ambiente, hay cosas que avanzaron, como el camino costero entoscado hasta el Segundo Salto, que generaron planteos incluso judiciales. Es difícil de equilibrar cómo crece una población y cómo se cuidan los recursos naturales, son temas que hay que debatirlos y analizarlos profundamente”.
“No está en duda que hay que preservar los recursos naturales, porque de ellos depende el futuro de las generaciones y también del propio Claromecó”, finalizó Espeluse.