Campo - Industria

Fallo favorable para la Sociedad Rural de Tres Arroyos en demandas laborales millonarias en su contra

23.04.2018 Leída: 3163 veces

El Tribunal de Trabajo N° 3 falló a favor de la Sociedad Rural de Tres Arroyos en el marco de dos demandas millonarias que le iniciara tiempo atrás un matrimonio que cumplía funciones para la entidad.

El presidente de la institución, Eugenio Simonetti, le dijo a LU 24 que “es una triste historia, uno nunca quiere llegar a juicio ni tener problemas con los empleados. Tras un largo camino terminamos con un pedido de esta gente de darse por despedidos, tuvimos un juicio en el que nos reclamaban 6 millones de pesos (2 millones cada uno más costas, intereses y actualizaciones)”.

“Pudimos salir indemnes en el juicio, ganando en el 98% en el caso del hombre y un 78% en el de la mujer”, explicó al tiempo que agregó que “nos salió bien pero con toda la tristeza de tener que llegar a un juicio, creo que es algo que nadie desea”.
“Nosotros habíamos pagado todo lo que correspondía, en ningún momento quedaron cargas sociales sin pagar, ni horas extras, era medio inusitado el reclamo”, aclaró.

“Tenemos que agradecerles a los jueces que con mucha seriedad vieron que el juicio estaba mal armado y que los testigos que estaban en contra nuestra fueron medio lamentables, no sé si me corresponde decirlo, pero al tema hay que aclararlo ya que nos consultan”, consideró.

“Una sentencia ejemplar”

Por su parte, el asesor letrado de la entidad, Dr. Juan Pablo Borioni, dijo que “fue realmente un éxito para la Sociedad Rural sortear esta dificultad que fueron dos demandas laborales del matrimonio que estuvo durante aproximadamente 7 años allí en carácter de cuidador”.

“Ellos reclamaban ser administrados del lugar, las horas extra y feriados trabajados, y cada una de las demandas era de 3 millones de pesos. Esto era una preocupación muy grande porque de ocurrir algo, que hubiese sido injusto, podría haber generado la desaparición de una entidad civil sin fines de lucro, que cumple una función social como la exposición de todos los años”.

El abogado precisó que “se fueron descalificando cada una de las pretensiones que tenían y se llegó a una sentencia que, creo yo, fue ejemplar para la entidad y la comunidad porque el tribunal optó por una verdad objetiva, por analizar realmente el fondo de la cosa, más allá de las normas que favorecen a los trabajadores y que generan una serie de multas”.

Acuerdo

Con los demandantes se logró un acuerdo, ya que “estaban ocupando sin autorización la vivienda que estaba allí, utilizando todos los servicios de forma gratuita durante dos años, entonces convenimos que desalojaran de forma inminente y a cambio desistimos de las apelaciones mutuas. Han dejado el día lunes el inmueble y esto ha quedado firme porque no se sigue con los litigios”.
“En el supuesto caso de que me tuvieran que pagar, tienen un monto que les puede perjudicar su vida en adelante. Y a su abogado también le tienen que pagar”, explicó respecto a la erogación que tendrían que afrontar los demandantes.