Regionales

Gestionan la vuelta de la silla anfibia en la que pudieron bañarse 219 personas

24.12.2017 Leída: 424 veces


Unas 219 personas disfrutaron, el verano pasado, del baño de mar en silla anfibia que se ofreció en Claromecó, en consonancia con la puesta en funcionamiento de la bajada accesible. Este año, tras sufrir algunos daños, la bajada fue reparada, aunque requeriría alguna mejora en la pendiente, pero aún se está gestionando la posibilidad de que vuelvan los baños. Así lo indicó Cecilia Ferrante, la guardavidas que en la temporada anterior facilitó el disfrute de gente con movilidad reducida que llegó “desde distintos puntos del país, como San Luis, y de toda la zona”.
“Estamos haciendo gestiones con el Consejo de Discapacidad para poder repetir una experiencia que, el año pasado, resultó tan buena que superó nuestras expectativas. En cuanto a la rampa, que sufrió algunos daños en la Primavera y también los efectos del clima, se estuvo arreglando, pero recibimos un par de quejas porque la pendiente del último tramo de la bajada no es la ideal, de hecho ha ido gente con su silla y no ha podido bajar”, comentó Cecilia.
Ferrante estimó que las gestiones podrán avanzar y esta posibilidad de disfrutar del mar volvería a materializarse en esta temporada.