Campo - Industria

Inmobiliario Rural: en Tres Arroyos se pagaría de 100 a 150 pesos por hectárea

19.11.2017 Leída: 715 veces

Dirigentes agropecuarios se dicen “engañados” por la Provincia ante la suba del Inmobiliario Rural. “Nos sentimos frustrados. No conseguimos casi nada de lo que llevábamos en carpeta para analizar y rever. Y nos engañaron porque hace tres semanas dijeron que el aumento del inmobiliario rural iba a seguir la inflación”. Así lo indicó dijo Roberto Cittadini, vicepresidente de la Sociedad Rural de Pigüé y prosecretario de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa, respecto del impacto -calculado desde la propia Carbap-, del incremento del impuesto en la provincia para 2018 que será, por lo menos, del 50%. La inflación estimada por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) para el mismo período será de entre el 10 y 12%.
Según los números que manejan los ruralistas, en Tres Arroyos se pagarían de 100 a 150 pesos por hectárea, trepando a 270 pesos en las zonas más favorecidas.
“Nos dicen que hay una baja en los ingresos brutos, pero es para las pymes que facturan hasta $ 78 millones anuales. En nuestro sector se ha contemplado hasta los 3 millones de pesos, cuando nosotros pretendíamos que sea de 8 o de 10 millones”, indicó Cittadini.
El aumento no será para todos, ya que desde Agroindustria se aseguró que la excepción se mantendrá para las superficies menores a 50 hectáreas y/o con valor fiscal de 3 millones de pesos.

A producir más para poder pagar
Según los números de Carbap, en un campo del sudoeste bonaerense, para un predio de 380 hectáreas del distrito de Tornquist y respecto del kilo de novillo vivo, el productor deberá incrementar su producción en un 57%.
En el caso de trigo, un porcentaje semejante será para un establecimiento, en el mismo SOB e igual número de hectáreas, donde el chacarero deberá producir el 57% más -en toneladas- para poder cubrir el aumento del IIR.
Un cálculo más real contempla, por ejemplo, lo que sucederá con un productor con 300 hectáreas en el distrito de Coronel Dorrego. Este año pagó alrededor de 100 pesos por hectárea ($ 30.000 anuales) y ahora abonará, en el mejor de los casos, $ 45.000. Pero algunas parcelas del mismo partido, las más mediterráneas, prevén pagar entre 200 y 270 pesos por hectárea ($ 81.000).
“A esto hay que sumarle el impuesto complementario que, en muchos casos, será semejante al que pagarán como IIR”, agregó Cittadini.
“En el SOB creemos que el incremento será de alrededor del 60%, más allá que a último momento la oposición logró evitar otra caída en los beneficios para los doce distritos del Plan de Desarrollo del Sudoeste Bonaerense”, añadió Cittadini.

Las cuotas de ARBA, a marzo

- Tres o cinco: Los cálculos de las entidades gremialistas son estimativos y se realizan respecto de los resúmenes de ARBA del corriente año. Recién en marzo, cuando llegue la primera cuota (se descuenta de 3, pero se gestiona que sean 5) se sabrá con certeza el impacto.

- Estimado: En el SOB se pueden hacer algunas estimaciones. Para la zona sur, con un incremento del 50%, se aguarda un valor de 55 pesos la hectárea. Así entonces, para un campo promedio de 500 hectáreas, pasaría a pagar $ 27.500 anuales.

- Suelos: En el partido de Tres Arroyos se prevé pagar desde 100 a los 150 pesos la hectárea, pero en las zonas más favorecidas s se aguardan hasta unos $ 270. En este último caso, con 300 hectáreas, se pagaría $ 81.000. Para Coronel Suárez se espera algo semejante en las partidas de menor valor y hasta $ 250 en lotes de mejor suelo ($ 75.000 anuales).

Fuente: La Nueva