Policiales

La indignación de un vecino con el servicio de 911 tras dos robos en casas céntricas de Claromecó

13.11.2017 Leída: 3679 veces

José Luis Plaza es un reconocido maestro mayor de obras de Tres Arroyos, una persona que ha trabajado en proyectos muy importantes y también llevado a cabo interesantes obras propias. Este fin de semana se encontró con la sorpresa de que desconocidos ingresaron a su casa ubicada en la intersección de las calles 5 y 28 de Claromecó, revolviendo sus pertenencias y llevándose herramientas de su propiedad entre otros objetos personales. También robaron en la casa de su vecino.

El damnificado dialogó con LU 24, y mostró su descontento con el servicio de 911: “Íbamos a ir ayer a Claromecó, pero no pudimos. Cuando llegué hoy al abrir la puerta vi todo desparramado y me pareció raro, cuando llego a la pieza para abrir la ventana vi que había un despelote tremendo arriba de la cama. Siempre tuve la certeza que por el lugar que entraron iban a entrar”. Los malvivientes habrían ingresado por una ventana de la habitación de su hija.

“Robaron en mi casa y en la de mi vecino” relató Plaza, mientras que explicó su malestar con el servicio telefónico de emergencias “cuando llegué llamé al 101, que automáticamente te deriva al 911, acostumbrado a que me atienda cualquier chico de la Comisaría, ahora me atendió la Seguridad de Provincia de Buenos Aires. Me preguntaron dónde queda Claromecó, estuve 20 minutos peleando por teléfono, me pidieron el número del código postal, le digo ¿Para qué carajo querés el número del código postal?”.

“Me pasaron el número de la Comisaría de Claromecó, a los 15 minutos llegó el móvil, no entiendo esto del 911. Estamos todos locos”, agregó con mucha bronca.

“Hay algo que está mal, te da mucha calentura que te revuelvan toda la casa. Tenía herramientas de uso diario, toallones, toallas, ropa, me revolvieron todo, no dejaron títere con cabeza. Te sentís mal, en ese momento te agarras uno y lo matas. En pleno centro está mi casa, sin desmerecer ningún barrio, es algo que no debería ocurrir”, finalizó Plaza.