Regionales

La Justicia sobreseyó a la médica que atendió a joven chavense fallecida en viaje de egresados

30.03.2017 Leída: 1987 veces

“La muerte de la estudiante Julieta Uriarte quedó sin imputados tras el sobreseimiento de la única médica acusada por el homicidio culposo de la joven de Adolfo Gonzáles Chaves, provincia de Buenos Aires, que el 6 de octubre de 2015 murió en un hotel durante su viaje de egresados en Bariloche”, dice el diario La Nación en la sección Seguridad del día de la fecha.

El matutino, que reproduce la noticia en su sitio Web, afirma que “el juez de Instrucción Penal Ricardo Calcagno dictó ayer el sobreseimiento de la médica Marisa Belén Figueredo, quien estuvo a cargo de la asistencia de los egresados en el hotel Sol, contratada por una empresa de asistencia al viajero que presta servicios para Travel Rock, la responsable del viaje”.

Hace constar asimismo que la familia de Julieta apeló el fallo del magistrado difundido ayer.

El caso conmovió a la comunidad barilochense y también a sus allegados en Gonzales Chaves, que organizaron marchas pidiendo justicia luego de conocerse la triste noticia de la muerte de la joven.

Tras el fallecimiento de Uriarte se debieron modificar las prestaciones médicas para con los egresados y la exigencia de contar con médicos en los hoteles que reciben a miles de estudiantes por año y la derivación inmediata a un sanatorio para realizar prácticas médicas.

El hecho y la imputación de la fiscalía

Refiere La Nación: “Según la imputación fiscal, la médica ante la solicitud de compañeras de Julieta, concurrió a la habitación 247 del hotel céntrico y le tomó la temperatura pero al no detectar fiebre se retiró del lugar sin realizarle otras prácticas médicas. Horas más tarde, a las 16:30 la estudiante de 17 años murió en la misma habitación. La autopsia de entonces indicó que la causa fue una neumopatía aunque luego un estudio de peritos de la Corte Suprema precisó que se trató de un caso de meningococo”.

“Para la fiscalía la médica tuvo una conducta "negligente" y pudo haber detectado a tiempo la enfermedad que padecía la joven y haber recibido el tratamiento médico que necesitaba para curar su dolencia”, agrega.

“El juez descartó la acusación fiscal luego de analizar informes médicos, pericias del Cuerpo Médico Forense, testimonios y estudios de las muestras extraídas del cuerpo de la víctima. La Justicia indicó que un informe del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia de la Nación reveló que la causa de la muerte fue una "sepsis severa - shock séptico por infección invasiva por neisseria meningitidis, también conocida como meningococo, es una infección bacteriana", concluye la noticia.

En el fallo, el juez indicó que "no se encuentran elementos probatorios objetivos e independientes que demuestren un accionar imprudente, negligente o por impericia de la profesional" y agrega que "no se ha podido acreditar que la médica haya actuado en contra de los protocolos médicos".