Regionales

La Playita del Medio: El ex bolichero Christian Belocchi dice que “el problema a resolver es el sonido”

29.11.2017 Leída: 1333 veces

Tras la presentación de la carta al intendente Carlos Sánchez por parte de vecinos de Claromecó que se quejaban por los inconvenientes generados en las inmediaciones del local bailable La Playita del Medio, Julián Lamberti (su dueño) se mostró desconcertado con esta situación, y ahora, uno de los que escribió la carta y a quién Lamberti se dirigió como “el ex bolichero que se queja de la zona de boliches”, Christian Belocchi, habló con LU 24 para dejar en claro que en su punto de vista “el problema a resolver es el del sonido”.
El denunciante explicó que con sus declaraciones, Lamberti “trata de esquivar el tema real que es el tema del sonido. A mí no me molesta que el señor Lamberti tenga su boliche en la zona. Creo que no han interpretado bien la ordenanza. Si la leen bien y la interpretan como se debe, no especifica que es una zona exclusiva para boliches y no hay gente viviendo”.
“Tengo muchos contactos en Claromecó, a mí me gusta invertir en el balneario, gasto plata en Claromecó porque voy a la panadería, supermercado y otros lados. Cuando yo compré ese lote, quería poner una confitería, pero no quiere decir que a uno como bolichero le permite hacer lo que quiera dentro de la zona”, agregó Belocchi.
Contradiciendo lo escrito en la carta, Belocchi dijo que “el problema no son las picadas. El problema es el sonido, no hubo una comunicación con los vecinos”.
Convivir
“Si ya empezamos a tener temas de noche en la localidad balnearia va a tener que haber un operativo de tránsito durante las 24 horas. Si hay un problema y necesitamos a la gente de tránsito y no está no vamos a poder resolver nada”, manifestó el vecino, mientras que aclaró que “yo no quiero generar una pelea, quiero que se solucione la situación. Siempre tuvo problema con el ruido Lamberti”.
Volviendo al centro de la cuestión, Belocchi reiteró que “el problema son los decibeles, el sonido, habló Lamberti, habló Romano, diciendo que la zona estaba bien. Tenemos que convivir. El bolichero tiene que saber que tiene que tomar los recaudos necesarios, no hubo una voluntad de ellos de hacer pruebas para ver qué pasaba. Esto ya se desmadró”.
“Quiero que Lamberti trabaje dentro de las normas, para que todos podamos convivir. El señor Lamberti si tenés un problema te dice si quédate tranquilo que está todo bien, y lo patea y no se hace cargo”, finalizó.