Policiales

Lo que pasaba en el “geriátrico del horror”: Aseguran que los abuelos comían su propio excremento

31.01.2018 Leída: 19179 veces

Foto Ilustrativa.

Luego de haber tomado estado público a través de LU 24 la información referida al procedimiento concretado en la tarde de hoy en un geriátrico de Tres Arroyos ubicado en Av. Güemes al 1350, se pudieron conocer detalles que van más lejos de lo que en principio se había informado de que era simplemente el desalojo y traslado de los abuelos al Hospital.
La investigación fue llevada a cabo por la Comisaría de la Mujer, la misma surgió tras una denuncia de un familiar de uno de los seis abuelos que se encontraba alojado en el lugar.
Desde hace varios días, según trascendió, esa dependencia estaba trabajando en el tema arduamente, hasta que se le dio intervención a la Fiscalía del Doctor Carlos Facundo Lemble, quien ordenó que se hiciera una visita de inspección al lugar a raíz de la denuncia recibida.
Al momento de llegar al geriátrico, los funcionarios policiales no podían creer lo que veían: Había abuelos que tienen lesiones graves, por ejemplo fracturas. La única comida que encontraron  en la casa eran dos paquetes de salchichas vencidas en la heladera. El patio estaba lleno de pañales usados, varios de los alojados allí,  están desnutridos y en un estado de salud que no es el mejor. Uno de los abuelos tenía sarna y piojos. Y no hay luz en toda la casa, solo es parcial.
También se aseguró que algunos de los mayores que allí vivían,   comían su propio excremento, así consta en la documentación que desde la investigación se le hizo llegar al fiscal que está en la causa.
Los funcionarios policiales y judiciales que llegaron al lugar y observaron lo que estaba pasando quedaron verdaderamente horrorizados por lo que sucedía, de inmediato se convocó al Hospital para que llegara al lugar con ambulancias y llevara a los residentes, para revisarlos. tratarlos y evitar que la situación fuera peor.
La Secretaría de Prevención y Salud de la Municipalidad de Tres Arroyos a través de la Región Sanitaria de Bahía Blanca procedió a clausurar el geriátrico porque había antecedentes de que las cosas no estaban bien, el resto fue una acción sumamente humanitaria de la Comisaría de la Mujer y la Fiscalía, según trascendió.
La médica policía que acudió al lugar aseguró que en su profesión jamás vio algo semejante.
LU 24 también recogió el testimonio de vecinos de la cuadra, y todos coincidieron en que se daban situaciones de maltrato y que los ancianos vivían en condiciones insalubres dentro del geriátrico, que también por el lugar desfilaron varias empleadas a las que, según los vecinos, no les pagaban.
Desde el ámbito judicial no pudo conocerse la identidad de los responsables del geriátrico y si cabría la acusación de abandono de persona, pero desde el municipio hay un registro a nombre de Carla Barroca.