Policiales

Mar del Plata: Bibel integró tribunal que condenó a represores por asesinato de una estudiante en 1976

19.04.2017 Leída: 917 veces

El juez federal de Necochea, Dr. Bernardo Bibel,  junto a sus pares Néstor Parra y María Morgese Martín, condenaron a prisión perpetua a los ex militares Alfredo Arrillaga y Leandro Marquiequi por el asesinato en Mar del Plata de la estudiante Ana Lía Magliaro, ocurrido en los primeros días de septiembre de 1976.

Los jueces hallaron responsable a ambos represores del delito de homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas, dice el diario La Capital respecto a la sentencia.

Por este crimen ya habían sido condenados Pedro Barda y Valentín Rezzet, quienes integraban los más altos mandos de la Subzona 15 con asiento en la Agrupación de Artillería de Defensa Aérea 601.

Detenida en el Vesubio y llevada a Mar del Plata

Magliaro estuvo detenida inicialmente en el centro clandestino de detención conocido como El Vesubio, donde fue sometida a reiteradas sesiones de tortura y permaneció dos meses junto a otras detenidas a quienes luego trasladaron a la cárcel de Villa Devoto, mientras que ella fue enviada a Mar del Plata.

Marquiegui y Arrillaga integraban por entonces la plana mayor de la Agrupación de Artillería de Defensa Aérea 601 (AADA 601), unidad que estaba a cargo de la Subzona 15 y que tenía la responsabilidad primaria en la represión ilegal y ambos eran los máximos asesores de su jefe, el coronel Barda.

La investigación arrojó que el 4 de agosto un capitán del Ejército buscó a la víctima en la comisaría 34 para llevarla hasta Mar del Plata en avión, donde fue puesta a disposición de la AADA 601.

Muerte en Constitución

Casi un mes después, el 2 de septiembre, su cuerpo fue encontrado acribillado en la vía pública, en el barrio Constitución de la ciudad balnearia, con varios impactos de bala, la boca marcada por la posible presión de una mordaza, hematomas en las muñecas, el pecho y la vagina, y las marcas de quemadura de la picana eléctrica.

El juicio y la condena

Según entendió la Fiscalía, las fuerzas represivas consideraban que Magliaro había participado en el atentado que le costó la vida al coronel Rafael Raúl Reyes, entonces jefe de la Subzona 15, un miembro notorio de la dictadura, al punto de que el propio genocida Jorge Rafael Videla acudió a su sepelio en el cementerio de la Chacarita.

“Esto explica el despliegue del operativo para trasladar en la forma en que se hizo a Magliaro hasta Mar del Plata”, apuntó el fiscal Juan Manuel Portela, quien junto a María Eugenia Montero acusaron a Marquiequi y a Arrillaga por el delito de “homicidio, agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas”.