Locales

MV: Dirigentes agazapados para tomar carrera

14.01.2019 Leída: 1303 veces

Desde hace varios días no se escuchan manifestaciones desde el ámbito del Movimiento Vecinal que hagan trascender si al menos se discute cómo será la estrategia para las elecciones venideras.
Se han llamado a silencio, cuando en todos los ámbitos los políticos usan al verano y a los períodos de vacaciones para poner en discusión y compartir con la opinión pública, temas que cuando llegue el momento de volver a los despachos, comiencen a tomar forma. Este año, la forma tiene perfiles y contornos electorales.
Al Movimiento Vecinal de Tres Arroyos se le abrirían dos caminos bien definidos para los próximos comicios: la reelección de Sánchez o proponer otro candidato a manera de “renovación de los cuadros” bastante fuerte, intentando una oferta que conjugue la idoneidad, la convocatoria, la atracción al ciudadano, y en estos casos estarían tratando de “bajar la edad”.
Sánchez, cierta vez en LU 24, un domingo por la mañana dejó abierta la posibilidad que si tiene consenso y se lo piden, tal vez juntaría fuerza para encarar otros cuatro años, pero flexible y permiable a otro tipo de opiniones. Inclusive la de su familia.
Se conoce una línea que agrupa a otros dirigentes / funcionarios del vecinalismo, que estarían dispuestos a encarar un camino de renovación, intentando buscar la manera de llegar con una propuesta de convencimiento a Luis Aramberri, la figura excluyente (según aprecian) para garantizar un triunfo electoral, armando un grupo de colaboradores para el caso de ganar, con Guillermo Salim al frente de la Jefatura de Gabinete, y una lista de concejales que la encabezaría la Dra. Claudia Cittadino. No está ajeno de ello Werner Nickel, quien en varias oportunidades dijo “si me convocan, agarro viaje”. Pero parece que la conversación pasaría por otro lado.
También se especularía que Carlos Sánchez pudiera pedir licencia, lo propio haría Guillermo Salim para comenzar a ensayar su papel en el Ejecutivo y quedaría Nickel como interino hasta las elecciones.
Todo pasa por conversaciones escuchadas tras una puerta, cuando se pudo oír que mientras arrugaba un papel, una ex concejal que le comentaba a Sánchez que su asesoría Ad-honorem terminaría por estos días.
En todos lados se cuecen habas. Pero el Vecinalismo ha sido muy prolijo de no dejar trascender el tono de sus discusiones, inclusive cayó muy bien en sus filas un “acercamiento” y hasta un pacto (no firmado) de no agresión con el Diario local, tratando de zanjar las diferencias que hicieron que desde ambos lados “se saltara la cadena”. Así es mejor, dijo uno de los noveles dirigentes de apellido fundador, quien junto al resto de concejales, miembros de la Junta de Gobierno y afiliados de primera línea, tratan de aportar lo mejor para contarlo en el momento más adecuado.
Pero, consultada una fuente respecto de “cuál es la realidad”, nadie hace siquiera ruido. Ni dicen cuándo será “el momento más adecuado”.