Locales

Piden que los familiares de las personas alojadas en geriátricos observen y denuncien las irregularidades

31.01.2018 Leída: 2581 veces

El geriátrico que funcionaba en Av. Güemes al 1300 no estaba habilitado para funcionar como tal, por lo que, ahora se reconoció, que en ningún momento pudo ser clausurado, ya que el mismo no contaba con la habilitación correspondiente. Lo que se realizará concretamente es el cierre del lugar tras la intervención de la Región Sanitaria I de Bahía Blanca.

Hay muchísimos geriátricos funcionando en la ciudad sin la habilitación correspondiente, aunque la idea que hay desde la Secretaría de Salud es que los lugares poco a poco vayan cumpliendo las condiciones para quedar habilitados, porque sino habría que reubicar a alrededor de 300 personas que se encuentran alojadas en estos “geriátricos” y no habría lugar para ellos, así lo indicó en conferencia de prensa la secretaria de Salud, Isabel Tarchinale, junto a la responsable del Área de Adultos Mayores, Patricia Crespo.

Además, ambas hicieron énfasis en que los familiares de las personas alojadas en los geriátricos observen y estén atentos a cómo y en qué condiciones viven (Ver informe en imágenes).

En primer término, Patricia Crespo indicó que “de parte de vecinos no recibimos denuncias, recibimos de un familiar y chequeamos la situación. Había ediliciamente malas condiciones por eso los intimamos (a los dueños) a que cambiaran eso, la idea de Región Sanitaria era que los geriátricos se vayan poniendo en condiciones para lograr la habilitación”.

Pocos geriátricos habilitados

“La mayoría de los geriátricos en Tres Arroyos no están habilitados. Hay muy pocos que cuentan con habilitación, nosotros de todas formas fiscalizamos los que nos enteramos que existen para que se vayan adecuando a la ley, a través de una Comisión de Apoyo”, explicó Crespo, mientras que al ser consultada por la situación del resto de los geriátricos no habilitados sostuvo que “los que tenemos fiscalizados no están en condiciones tan tremendas como esta, pero tienen que ajustar medidas edilicias, como barandas para apoyar brazos en los inodoros o la existencia de matafuegos. Hay muchos que han respondido, había un edificio que lo vimos como insalvable, convocamos a región y se consiguió una nueva propiedad con muy buenas condiciones”.

Por su parte, la secretaria de Salud, Isabel Tarchinale, manifestó que “lo importante es que la gente que tiene familiares internos en algún lugar que avise, que nos traigan la denuncia a la Secretaría, porque es la forma de que alguien se entere de que están pasando estas cosas”.

Familiares poco observadores

Los familiares directos de las personas alojadas en el “geriátrico del horror” no estaban al tanto de lo que ocurría, hasta que llegó una denuncia de una persona que generó todo el movimiento. Crespo, al respecto, sostuvo que “los demás tenían familiares cercanos, pero no observaron lo que pasaba, a veces uno cuando entra al lugar ve la foto del momento, los ve cambiaditos, sentados y bien, por ahí no se advierte lo que se denuncia”.

La palabra de la dueña del lugar

Poco se sabe de Carla Barroca, la dueña del geriátrico, Tarchinale dijo que en la mañana de hoy Barroca visitó a las tres personas que se encontraban en el Hospital. “Ella tenía una explicación para cada cosa pero decía cosas que no tenían sentido. Estuvimos hablando con ella y es contradictorio lo que nos dice con lo que se denuncia, pero es entendible con lo que se encontró también. Nosotros hacemos hinca pie en lo que los familiares tienen que observar”, agregó la secretaria de Salud.

“Si cerráramos todo habría que reubicar a 300 personas”

“Es importante que la familia se comprometa, hay muchos lugares que no están habilitados, lo que tratamos es que estos establecimientos lleguen a la habilitación y cumplan con las condiciones, para no cerrar a todos, habría que reubicar a 300 personas si fuera así. Tratamos de que estos lugares funcionen, en las condiciones adecuadas”, sostuvo Tarchinale.

Sobre el final de la conferencia, Crespo dijo que “este lugar no puede ser clausurado porque no estaba habilitado. Viene Región Sanitaria para cerrar definitivamente el lugar y que no haya residentes ahí, por otro lado hay una investigación penal hacia los dueños del lugar”.