Regionales

Pringles: piden justicia por un adolescente violado y asesinado

03.12.2017 Leída: 1612 veces

Los familiares de Federico Nicolás Margiotta, el pequeño asesinado el 18 de agosto de 2002 en Coronel Pringles, realizaron ayer una acto en la esquina de Pellegrini y Alem de la vecina ciudad para pedir justicia y que el crimen no sea olvidado. Un centenar de personas acompañaron a Eva, Donato, Gisele, los familiares del pequeño que tenía 13 años y que según la investigación, fue golpeado, sometido a distintas prácticas sexuales y finalmente murió tras una asfixia mecánica por sumersión y sofocación.
“No queremos que se olvide, fue una muerte demasiado aberrante, una pérdida muy grande. Quiero saber la verdad y voy a seguir hasta las últimas consecuencias, caiga quien caiga”, expresó Eva Molina de Margiotta.
“Se lo llevaron engañado, días después su cuerpo fue arrojado a la vera de la ruta. A nuestro hijo lo tuvieron secuestrado, la autopsia revela que tenía tres días de fallecido y fue violado salvajemente por varias personas”, agregó.

Un nuevo juicio
El último 10 de noviembre, el Tribunal de Casación anuló el juicio oral en el que fueron absueltos Jorge Alberto Fabrizio y Pedro Arturo Martínez procesados por la muerte de Margiotta.
El argumento utilizado para replantear el caso es la "errónea apreciación de la prueba". Tanto Fabrizio como Martínez estuvieron 840 días tras las rejas y, ahora, deberán atravesar un nuevo proceso judicial.
A partir de ahora, la tarea estará centrada en la conformación de un nuevo Tribunal y, en paralelo, que se fije una nueva fecha para el desarrollo del debate oral y público.

FUENTE: La Brújula 24 – Diario El Orden