Locales

Redes Sociales: José Moreno explica cómo influyen en las conductas humanas

11.02.2019 Leída: 889 veces


El sociólogo José Eduardo Moreno compartió su opinión en LU 24 respecto a la incidencia de las redes sociales en la conducta humana.

Moreno, quien también es escritor nacido en Tres Arroyos, y que actualmente reside en La Plata, expresó ante la consulta de nuestra emisora respecto a la virulencia que existe hoy por hoy en los posteos de redes sociales, y dijo que “evidentemente, no podemos pensar el mundo sin esto que vino para quedarse, y tiene un fuerte impacto en la sociedad, la que está reaprendiendo a vincularse por medio de estas nuevas tecnologías, pero sin duda su presencia, su centralidad es excluyente, uno lo puede ver no solo por su propia experiencia sino con las nuevas generaciones que desde muy chicos ya tocan la pantalla”.

“Uno piensa cuan bueno o malo puede ser para la gente; yo no creo que las cosas sean malas o buenas por sí mismas, depende de lo que se puede regular, y cambia la sociabilidad, sin dudas vivimos híper conectados todo el tiempo, estamos todos, todas, todes conectados todo el tiempo lo que tiene sus ventajas pero supone un desafío muy importante procesar el desafío, uno debe procesar todo eso, es casi como una fábula, donde nos dieron un súper poder y hay que aprender cómo manejarlo, no es gratis”, dijo.

No demonizar
“No se debe demonizar a una herramienta, a un medio, yo soy padre de una nena de doce años y estoy aprendiendo, recordando cómo era mi vida a esa edad y como me vinculaba con mis padres, es un universo de cosas y un desafío interesante”, sostuvo.
“A nivel de información y lo que sucede con los medios digitales y el vínculo que dan las plataformas como Facebook donde el intercambio de actualidad se da mucho, uno de los grandes temas es la pos verdad, ese estado de cosas donde la información circulante es tanta que se vuelve muy complejo procesarla, chequearla, encontrar los caminos para hacer pasos firmes y creo que eso se deriva del uso de la tecnología, no creo que sea casual”, manifestó.

“La red da distancia y protege, envalentona”
“La red te da una distancia que te protege y te envalentona, para sacar la agresividad que uno probablemente no sacaría, sin duda es un refugio porque la red al ser la intermediación tecnológica para las personas, nos resuelve como sociedad muchas cosas, como por ejemplo hablarle a una chica que te gusta, y como allana el camino la red social para eso, porque funciona en el mismo sentido y a la hora de sacar otros sentimientos, quizá menos puros, es un refugio ideal para esto”, dijo Moreno .

El riesgo de trasladar la violencia a la pantalla
“Estamos aprendiendo también sobre las consecuencias de esto” dijo Moreno cuando se le preguntó qué sucedería si lo que se dice en pantalla pasa a la vida real. “Creo que hay un riesgo en la virulencia ya que uno sabe cómo empieza pero no sabe cómo termina, los niveles de violencia que hay en las redes uno no sabe si puede replicar en un cara a cara, si se traslada a otro plano; ya la violencia en el plano virtual es dañina, porque por más que después no le pegues a quien insultaste, ya lo hiciste, ese insulto duele”, sostuvo.
“Vivimos en Argentina, donde la política se ha polarizado y la sociedad también, más allá de quienes promovieron esto, es una realidad en la que ese estado de cosas, ese uso para la violencia donde te puteo, te insulto y te agredo, tiene una cantidad de aristas que va desde decisiones políticas hasta el uso de la tecnología”, relató.

Los transgresores
José Eduardo Moreno opinó asimismo sobre las transgresiones y los transgresores que operan en la Web: “Me parece que juega todo un discurso que tiene que ver con la horadación del Estado y el discurso anti política es muy fuerte y forma parte de una disputa cultural donde algunos autores citan que el Estado no tiene la capacidad de antaño para regular la sociedad; hay poderes económicos que vienen dando la lucha, sin dudas desde el resurgimiento del liberalismo existe este discurso anti política, la que está afincada en la degradación del poder público y una exaltación de las libertades individuales y que uno puede hacer lo que quiere, es un debate que habla claramente del individualismo, vivimos en un mundo en el que creemos que lo más importante son nuestras libertades individuales, y buena parte de este debate se da en el contexto que la red permite opinar en un nivel de paridad con un medio de comunicación; antes estaban las cartas de lectores que uno mandaba al diario y ahora uno puede decir directamente no me gusta lo que pusiste”.
“Se ponen en igualdad con cualquier producción, pensamiento o análisis, y cualquier persona que ha estudiado y tiene su trabajo en las redes no se puede igualar con una persona común que no se ha preparado para ello; el tema es canalizar el intercambio, y en relación a esto respecto al marco de la sociedad fragmentada, todos tenemos una mirada de lo real y siempre hay alguien que ve las cosas de otra manera”, manifestó.

La labor actual del periodismo y quienes tienen una visión sesgada de la realidad
El periodismo está en crisis y se ve envuelto en las redes sociales y creo que hay varios caminos, sincerarse, porque han entrado en crisis grandes relatos: cómo uno no puede arrogarse la posesión de la verdad? Hay que pensar un periodismo partiendo de la base que uno ve un pedazo de la realidad, y tratar de explicarlo siendo lo más sincero posible, algo que no es menor de realizar, pero me parece positivo que el periodismo haya entrado en tela de juicio en relación a lo que está atado, esto forma parte de la vida real y hasta hace no mucho el periodismo se mantuvo dentro de cierto nivel de privilegio donde era portador de algunas verdades, y al entrar en crisis este relato, eso es lo que está jugando”.
La diferencia que hay entre alguien nacido en el 2000 y en el 2019 es muy grande, al igual que los que crecieron entre una edad y otra, en 2000 casi nadie tenía celular, y a 20 años hay una diferencia que acelera los cambios muy complejo porque tenemos que estudiar cosas en términos de aceleración y cambios culturales lo que es muy difícil.

¿Qué pasa con chicos que se socializan y construyen una identidad basada en la tecnología?, esa es mi pregunta”, concluyó.