Regionales

Refuerzan personal médico en el Hospitalito de Claromecó

13.01.2018 Leída: 642 veces

La Municipalidad de Tres Arroyos a través de la Secretaría de Prevención y Salud informa que ante la demanda suscitada en el Hospital Juan Abad de Claromecó, se resolvió contar con refuerzo del personal médico los fines de semana. Se sumará el servicio de consultorio de demanda espontánea a cargo del Dr. Arias en el horario de 17 a 20 hs., durante el día de hoy y mañana. Fuera de esos horarios, el Hospital cuenta con el servicio de guardia pasiva a cargo de los Dres. Sugimori y Olivera.
Se recuerda a la población que la atención sanitaria a través del Servicio de guardia pasiva o de urgencias, va dirigida a aquellas situaciones en las que la demora en la atención incluso de horas, puede suponer un riesgo vital. Serán atendidas aquellas personas que sufran riesgo de vida, o alguna lesión física o sangrado. Dirigirse a la guardia pasiva en los siguientes casos:
- Accidentes en los que se ha producido pérdida de consciencia, hay sangrados visibles importantes, hay dificultad en la movilidad de extremidades o deformidades y cuando el dolor es intenso.
- Accidentes en relación con productos químicos, electricidad o inhalación de cualquier tipo de gas, quemaduras.
- Enfermedades de causa no accidental si producen cualquiera de los siguientes síntomas: Alteración, deterioro o pérdida de consciencia, aunque la recupere.
- Incapacidad para hablar, entender o pérdida de movilidad en la cara o extremidades.
- Dificultad para respirar
- Dolor de cabeza incontrolable e intenso, sobre todo si se considera distinto del habitual
- Dolor de pecho opresivo o palpitaciones.
- Dolor intenso en extremidades, sobre todo si hay diferencias entre ellas.
- Pérdida brusca de alguna de nuestras funciones: visión, oído, memoria, estabilidad, deglución.
- Sangrado de cualquier origen.
Además, se recuerda a la población tener los cuidados necesarios en épocas de altas temperaturas:
- Evitar la exposición entre las 12 y las 16 hs. y permanecer en espacios ventilados.
- Usar protector solar con factor de 30 o más y colocar cada 2 horas y después de salir del agua.
- Evitar por completo la exposición al sol de los niños menores de 1 año. Los mayores de esa edad pueden estar al sol sólo en horarios permitidos y con la protección necesaria.
- Usar ropas claras, anteojos de sol y sombrero.
- Si se realiza actividad física, hacerlo en las horas de menos calor, usando ropa holgada, liviana, de colores claros. Llevar siempre una botella de agua para mantenerse hidratado. No esperar a tener sed. Tomar abundante agua antes, durante y después del ejercicio.
- Utilizar agua segura para lavar las frutas y vegetales, para preparar los alimentos, y para lavarse las manos y los dientes
- Lavarse las manos antes de comer o preparar alimentos y después de ir al baño utilizando jabón y agua segura.
- Nunca bañarse en agua estancada.
- Para evitar infecciones en los oídos, secarlos bien después del baño. Se puede usar una toalla de manera suave y se aconseja inclinar la cabeza hacia los lados para que los oídos queden en posición que permita que el agua salga.
- Proteger la comida tapándola.
- No dejar alimentos cocidos a temperatura ambiente por más de 2 horas.
- Mantener la leche, el queso y los alimentos perecederos refrigerados.
- Si se come en la playa o se hace un picnic, trasladar la comida en una heladera portátil, y preservarla del calor, colocándola debajo de una carpa o una sombrilla