Policiales

Se “cayó” la intención que una mujer fuera Jefa de la Policía de la Provincia

13.02.2019 Leída: 1523 veces

Una situación que podría calificarse como “rara” dentro de las más altas responsabilidades de conducción de la Policia de la Provincia de Buenos Aires se percibe por estas horas.
La comisaria inspectora Liliana Beatriz Pineda quien estuvo a cargo de la DDI de Bahía Blanca, de la cual depende Tres Arroyos fue ascendida en Junio del año pasado y le asignaron como responsabilidad la Superintendente de Políticas de Género, puesto que tenía a la comisaria general Mabel Rojas.
En los últimos días, concretamente la semana pasada, la mujer había sido mencionada como probable jefa de la Policía de la Provincia en esta nueva onda de parte de la Gobernadora de asignar en cargos importantes de conducción gubernamental a mujeres.

Hace unos días renunció el subjefe de la institución y ya estaba dispuesto el cambio del jefe. En medio de versiones de todo tipo Vidal resolvió descabezar a la cúpula de la institución.
El Crio. General Marcelo Javier Seal abandonó sorpresivamente su cargo como Subjefe de la Policía de la Provincia de Buenos Aires y fue reemplazada por el Superintendente de Seguridad Vial, Comisario Gral. Sergio Pérez.
Al mismo tiempo la gobernadora María Eugenia Vidal y el Ministro de Seguridad Cristian Ritondo dispusieron que en las próximas semanas pase a retiro el jefe de la fuerza Crio. General Fabián Perroni que sería reemplazado por una mujer.
Efectivamente el cargo le fue ofrecido a quien era Superintendente de Políticas de Género, Crio. Gral. Liliana Pineda en un intento de maquillaje electoral dispuesto por los muchos casos denunciados de violencia contra mujeres, en varios está denunciado personal policial.
Además desde el gobierno provincial se buscaría atenuar el fuerte descontento existente dentro de la fuerza por los reiterados incumplimientos de los funcionarios con respecto a mejorar las condiciones de trabajo, la remuneración y el trato a todo el personal.
Quienes asesoran a la gobernadora terminaron convenciéndola de la necesidad de mejorar las relaciones humanas intra policiales y buscar un cambio de imagen también hacia afuera. Por lo que no se descarta que la nueva jefatura disponga traslados y retiros en todos los estamentos de la institución.
Por primera vez la fuerza policial más importante del país será entonces comandada por una mujer. Hoy al conocerse que la comisario Pineda fue pasada a retiro de manera forzada, toda esta movida ha quedado en la nada.