Sentido homenaje a los Inmigrantes en el acto ecuménico al pie del Monumento

1 septiembre, 2018 Leido: 17

Sentido homenaje a los Inmigrantes en el acto ecuménico al pie del Monumento

La Comisión de Colectividades Extranjeras llevó a cabo esta tarde en el Monumento a los Inmigrantes, el acto ecuménico, que estuvo a cargo de los pastores Martin Olesen y Anne Dore Venhaus y el sacerdote Domingo Torquatti.

Se contó con la presencia de las distintas colectividades de la ciudad, autoridades consulares, miembros del Concejo Deliberante y del Consejo Escolar, autoridades eclesiásticas, el Intendente Carlos Sánchez y funcionarios municipales.

Luego de entonarse las estrofas del Himno Nacional Argentino, se escucharon fragmentos de los himnos de las diferentes colectividades, tras lo cual, se colocaron ofrendas florales en nombre del Pueblo de Tres Arroyos, a cargo del intendente Carlos Sánchez junto a la concejal Claudia Cittadino, y otra por parte de la Comisión de Colectividades Extranjeras, al pie del Monumento.

El acto

Seguidamente tuvo lugar el acto ecuménico, en primera instancia con la participación de Olesen junto al padre Torquatti, encargado de leer el Evangelio según San Juan donde narra el encuentro de Jesús con la Mujer Samaritana, en el que Jesús le pide agua y ella le cuestiona que siendo judío le pida agua a una originaria de Samara, con quienes no se trataban, ante lo cual Jesús le responde que si creía en Dios, le daría el agua de vida para que nunca tuviera sed; tras lo cual pastor Olesen reflexiónó sobre este encuentro, al sostener que “es ahí donde uno puede enriquecerse infinitamente, en cambio cuando se produce el rechazo del que es distinto, cuando de una u otra forma excluimos al que piensa diferente, cuando uno prejuzga, uno le cierra las puertas es que la pobreza de espíritu está casi asegurada. Argentina es y ha sido un país de encuentro entre diferentes culturas, diferentes pensares, diferentes tradiciones y eso ha contribuido a que la riqueza sea infinita y Tres Arroyos es un claro ejemplo de todo esto, nadie vino a sacar todos vinieron y vinimos a sumar y es de esa suma que hoy podemos estar orgullosos”.

El “Chino” Asato

“ Tuve el privilegio de pasar mi infancia en esta ciudad y recuerdo que tenía un compañero de colegio que era japonés, de apellido Asato cuyos padres tenían una tintorería en la Avenida San Martín con quien compartíamos el tiempo y a quien siempre le decíamos el “Chino”, confundiendo su nacionalidad, y él nunca se dijo nada al respecto y pareciera que a alguien de origen japonés sus compañeros le dijeran chino; en oportunidad de estar en el exterior, alguien me escucha hablar en español y dijo en su idioma natal : mirá, un chileno! y yo, que pude entender lo que estaba diciendo le dije no, no soy chileno, soy argentino y ahí recordé al Chino Asato, que no tenía problema en ser identificado con otra nacionalidad, cuando todavía me falta aprender de estas lecciones que un pueblo cosmopolita cono éste me supo y nos supo dar”, relató Martín Olesen.

Venhaus: “Homenajeamos la diversidad histórica que permitió forjar la identidad de nuestro país”

Seguidamente realizó una reflexión la pastora Anne Dore Venhaus, quien pidió “homenajeamos la diversidad histórica que permitió forjar la identidad de nuestro país, la querida Argentina; unámonos en oración para darle gracias a nuestro Dios por todo lo que tenemos, por lo que tenemos y lo que somos y por todo lo que Él acompaña en cada momento de nuestras vidas”. Pidiendo “por los que no encuentran su lugar y son explotados; por nuestros hermanos de Venezuela que migran multitudinariamente dejando atrás una miseria que ya no soportan no sabiendo donde dirigir sus pasos, y te rogamos por la migración de pueblos enteros en Asia Menor y Europa; concede que así como aquí en su momento se abrieron las puertas de nuestro país se abrieron para que nuestros antepasados pudieron entrar, también hoy se abran puertas para que quienes golpean las puertas de sus naciones vecinas sean escuchados y atendidos, y para que a través de las manos que se les extienden puedan sentir esa agua de vida que Jesús le dio a la mujer Samaritana en el pozo llamado de Jacob”, uniéndose luego los asistentes en el rezo de un Padre Nuestro.

Tolosa: “Debemos agradecer a quienes se sumaron con inmenso amor y respeto a los hijos de esta tierra”

A continuación, usó de la palabra la Vicecónsul de España, Andrea Tolosa, quien expresó, entre otros términos que “Argentina creció de la mano de inmigrantes, que dejaron su tierra, con una valija cargada de esperanza y hoy conviven en armonía las más diversas colectividades. Pero un país no se constituye por la geografía, sus recursos naturales o su economía. Un país es su gente, y este bendito país al que todos pertenecemos, ha acuñado su sociedad, con mujeres y hombres, provenientes de diversas latitudes del mundo y que se sumaron con inmenso respeto y amor, a los hijos de esta tierra, para hacerla juntos , grande, próspera y libre.
Desconocer nuestra diversidad es negarnos. Reconocerla es al fin, asumirnos, y el paso indispensable y fundamental para sentir, legítimo orgullo de lo que somos.
Hoy a 150 años de la llegada de la primera oleada de inmigrantes al país, debemos agradecer no solo a aquellos primeros pioneros soñadores, sino también a aquellos que en todos estos años, han elegido esta tierra benefactora, para trabajarla, nutrirla y convertirla en su segunda patria. Porque Argentina es una tierra de hermanos y en su suelo hay un hogar, para cada sueño.
Agradecer también por los espacios ganados que ellos nuestros queridos inmigrantes, nos dejaran como herencia, y que ahora tanto disfrutamos. Comprometiéndonos a trabajar mucho para que ese legado heredado, podamos trasladarlo hacia nuestros hijos, aggiornado con los cambios tecnológico, sociales y culturales que insume vivir en la sociedad actual. pero con la certeza de saber, que hay algo que no cambia y es la raíz que vive en cada uno de nosotros y que continuará viva en las generaciones venideras.

Abraham: “Estoy seguro que ni en su propia tierra se han sentido tan identificados como en nuestro Tres Arroyos”

El Secretario del Concejo Deliberante, Pablo Abraham habló para cerrar el acto, reseñando las actividades de las distintas colectividades que se radicaron en la ciudad, y sostuvo que “ellos estarían orgullosos del camino que estamos construyendo a partir de nuestro esfuerzo diario”, y agregó que “desde lo personal tengo una obligación de mencionar a una abuela materna, Berta Tersano, hija y sobrina de constructores que han dejado su marca en diversas viviendas y construcciones de nuestra ciudad; también y con orgullo destaco a un abuelo Paterno Jaime Abraham, quien en la zona del querido pueblo de Copetonas supo ser pionero en la siembra de trigo, actividad que los tresarroyense hemos desarrollado con pasión”.
“Estoy seguro que ni en su propia tierra se han sentido tan identificado como en nuestro Tres Arroyos porque el sentido de pertenencia, aun en la diversidad les ha permitido consolidar un crecimiento personal, familiar y social que seguramente solo en sus sueños se había presentado, porque seguramente si bien en algunos momentos pensaron y piensan todavía en su tierra natal nunca dejaron de entender que sus últimos días serían y serán en la tierra que con mucho sacrificio forjaron”, concluyó.