Locales

Gustavo Uzcudun probó, en vuelo, un avión fabricado por él mismo (Videos)

22.09.2019 Leída: 3041 veces

En la foto Miguel Scheinin, Gustavo Uzcudun y Pablo Irigoin.

El tresarroyense Gustavo Uzcudun probó este sábado en vuelo un avión construido por él mismo, un biplaza de ala alta, MS fácil 1/3 evo 3 con un motor Honda FIT de 140 caballos.
“Hace tres años y medio me salió la idea, comencé con el proyecto y decidí hacerlo por varias charlas que tuve con instructores me contacte con un constructor de General Rodríguez, Miguel Scheinin, él ya tenía su diseño y me gustó, le compré el plano y comencé a construirlo, es un proceso, lindo pero no imposible”, dijo Uzcudun a LU24.

Cómo se hizo

Si bien tengo conocimientos de trabajar con fierros toda la vida, el asesoramiento de Miguel Scheinin y de Pablo Irigoin que diseñó la parte exterior, me ayudaron a hacerlo; ayer tuvimos el primer vuelo y fue todo un éxito.
Es un motor biplaza lado a lado ala alta, con una perfomance similar a la de un Cessna 150, que es el que usamos para escuela en Tres Arroyos; vuela 100 millas con una autonomía de cinco horas, con instrumental de vuelo a la vista y la comunicación que tiene que tener un avión para poder volar.
Luego de los controles necesarios que deben realizarse, vienen dos certificaciones más que envía la ANAC, y al quedar liberado se puede transitar por cualquier parte del mundo.
“Me gustaría cruzar la cordillera de los Andes”, dijo Gustavo, y agregó: “primero lo vamos a probar bien acá, luego con viajes más largos y si es posible a futuro cruzar la Cordillera.

Scheinin: “Es un avión seguro, se han hecho unos treinta con este diseño”
Miguel Scheinin también habló con LU 24, y explicó que “a lo largo de mi vida estuve siempre vinculado con los aviones, arranque a los siete años construyendo aeromodelos, me dedique luego al aeromodelismo, luego hice algunos aviones experimentales, y soy piloto también”.
“La historia arranca en EE.UU, cuando se genera una corriente de varios entusiastas que formaron una asociación, y un Comodoro argentino hace 40 años la funda en Argentina para difundir la aviación experimental. Yo, siempre con la idea de entusiasmar a los demás, hice mi avión para volarlo, luego hice los planos, ya se han hecho unos treinta avioncitos con ese diseño, un avión seguro, un estilo de vida; y casi siempre, a lo largo de todos estos años me termino haciendo prácticamente amigo de las personas que lo han construido”, dijo.

“Convención en vuelo” en General Rodríguez
Scheinin explicó que “los días 5 y 6 de octubre haremos una “Convención en vuelo”, una reunión de pilotos en el aeródromo de General Rodríguez” y relató: “tengo tres o cuatro aviones diseñados de los cuales el más conocido es el fácil, pero hice un avioncito biplaza en tándem, de ala baja, donde piloto y pasajero van uno detrás del otro, luego otro con ala arriba, y estamos trabajando en otro diseño más chico, para hacer un poquito de acrobacia, pero el que más tuvo éxito es el biplaza de ala alta, lo que hace muy simple volarlo, tiene buena visibilidad, y es un clásico a nivel deportivo”.

“Uno mismo realiza el mantenimiento”
“La autoridad aeronáutica de cada país certifica que los aviones estén aptos para volar y sean seguros, y a partir de que se encareció la aviación certificada surge el avión construído por aficionado, con la única diferencia es que no se puede usar con fines comerciales, solo recreativos, y otra virtud es que uno mismo realiza el mantenimiento, ya que cuando uno lleva el avión a un taller certificado tiene un precio alto”, finalizó.