Accidente en Ruta 228: “Gracias a la protección del Alimentador, no fue un desastre”, dijo Sjelborg

8 julio, 2021

Accidente en Ruta 228: “Gracias a la protección del Alimentador, no fue un desastre”, dijo Sjelborg

El jefe técnico de CELTA Sergio Sjelborg supervisó los trabajos realizados en Ruta 228 y Monteagudo, luego de que un vehículo produjo la caída de un transformador y el corte del servicio eléctrico en una amplia zona de la ciudad.
issel
“Nos informan lo que había sucedido, nos acercamos al lugar, lo que pasó fue que abrió un Alimentador en 13,2 KW que están montados en la Estación Transformadora CELTA 1, que está detrás del Frigorífico Anselmo y estos Alimentadores tiene protección, que es lo que hace que una falla a tierra responden en un tiempo de 200 milisegundos. Fue por la actuación de esa protección que simplemente no fue un desastre, porque además de lo material de la columna era el riesgo de que algún conductor de media tensión quede tocando el colectivo o lo que fuere en ese lugar”, comentó a LU24.
Según explicó fueron al menos 12 técnicos los que trabajaron durante 7 horas, primero sacando la columna que había quedado incrustada dentro del colectivo y después normalizando el servicio aproximadamente a las 9 horas de forma totalmente provisoria hasta las 11 horas. Luego se prepararon para realizar los trabajos para poner una nueva columna de hormigón, hacer una excavación nueva y montar toda la subestación nueva, todas las salidas nuevas de alumbrado público que van hacía el Country Zurita, el Barrio San Agustín y la Estación de Servicio Axion. A las 15 horas pudieron normalizar el servicio eléctrico: “No fue un día apetecible para trabajar ahí, pero con el esfuerzo de todos los muchachos que han hecho un trabajo bárbaro pudo quedar todo normalizado alrededor de las 15 horas”, expresó.
Además contó que “se reemplazó el transformador porque el que estaba y cayó, no sirvió y se dañó y hay que ir a una reparación total de esa máquina y la mayoría de las protecciones que estaban dentro del gabinete del tablero que está en la columna, también por el golpe, la mayoría fueron dañadas así que tuvimos que acomodar el tablero de alumbrado ahí adentro, prácticamente a nuevo”.
En el lugar también se montó una carpa “porque la terminal de media tensión de 13.200 volts, al caer la columna arrancó todos los terminales, y todo el terminal de media tensión, hubo que cortar el cable y hacer toda la botella terminal nueva y esos son trabajos que se deben hacer sin que haya humedad, o la menos humedad posible, para que justamente cuando lo energicemos no sufrir inconvenientes, en ese momento con niebla y llovizna era imposible hacerlo a la intemperie”.
El costo directo de los trabajos ronda los 400 o 500 mil pesos, sin tener en cuenta los costos de la energía no suministrada, “el organismo de control a nosotros nos penaliza por el no suministro de energía y después los costos indirectos que tuvimos también para hacer todos los trabajos, pero seguramente sumado todo alcanzamos los 500 mil pesos”, afirmó el técnico.
Con los accidentes que suceden de este tipo dijo que se realizan los reclamos a las aseguradora: “En estos casos completamos por procedimiento una planilla de accidente, ahí va toda la información anexada de lo que pasó. Se valoriza todo el trabajo y eso después el departamento de legales de nuestra cooperativa se pone en contacto con el seguro de quien corresponda”.