Actores de excepción dan vida a “Jugadores” en el Teatro Municipal

29 julio, 2016 Leido: 7

Actores de excepción dan vida a “Jugadores” en el Teatro Municipal

Cuatro actores excepcionales, Daniel Fanego, Luis Machín, Jorge Suárez y Osmar Núñez darán vida, el 5 de agosto próximo a las 21.30 en el Teatro Municipal de Tres Arroyos, a la excepcional obra “Jugadores”, del catalán Pau Miró.
Estos “Jugadores” son cuatro hombres que se acercan a los 60 años. Un barbero, un enterrador, un actor y un profesor de matemáticas. En el fondo son jugadores: ruletas, cartas, deudas, excesos, fracasos… Unas vidas de m… enfocadas a aquellas milésimas de segundo en las que la carta que decide una partida da la vuelta. Cada personaje tiene su historia, casi podríamos decir que cada personaje tiene un “cuento” por narrar.
Entre los cuatro, sin embargo, cuentan una historia en común: cuatro hombres que se sienten desplazados. El mundo ha cambiado y no lo entienden. Han cambiado los valores, las reglas, y no encuentran su lugar. El dinero ha desaparecido y no regresa. También las prerrogativas. Los alicientes. Descolocados, andan arrastrando los pies, parecen fantasmas o cadáveres, o sonámbulos, o parece que estén en estado de coma…
Parece que tuvieran un blanco (aquel momento en el que el actor/actriz está sobre el escenario y se olvida del texto). Es como si estos personajes hubieran olvidado el texto y estuvieran esperando a que volviera. Han perdido el pulso del mundo, y sólo tienen una manera de recuperarlo, tal vez demasiado arriesgada, seguramente demasiado peligrosa. Y alocada. Y también desesperada. Al fin y al cabo, sin embargo, la única manera. Lo más probable es que no salga bien, pero ¿quién sabe? Rojas o negras, ¿quién sabe?
De todos modos, si existe alguna oportunidad de “ganar la partida” es gracias a los cuatro actores que cuentan esta historia, este cuento cargado de cuentos.
Las entradas ya están a la venta en el teatro, de lunes a sábados de 17.30 a 21.30; informes al 434342. Se aceptan tarjetas de crédito y débito. La sala está equipada con un aro magnético para hipoacúsicos.