Admiten que será difícil retomar la obra de pavimento

2 septiembre, 2018 Leido: 12

Admiten que será difícil retomar la obra de pavimento

El jefe de Gabinete municipal, Hugo Fernández, repasó aspectos vinculados a la apertura del sector de Esterilización del Centro Municipal de Salud, concretada el viernes. Admitió, por otra parte, que será complicado retomar la obra de pavimento que quedó interrumpida, a pesar de la llegada de un pago para la empresa ejecutora.
“Para la concreción de intervenciones laparoscópicas y la utilización de las pinzas y otro material quirúrgico, era necesario terminar esta obra, que amplió el lugar en unos cuantos metros cuadrados y se incorporó un nuevo autoclave para la esterilización, siempre buscando, como dice el intendente Carlos Sánchez, el mejor servicio de salud para los tresarroyenses. Se invirtieron 3 millones de pesos”, sostuvo Fernández. También destacó la importante inversión que se está desplegando en el taller para las ambulancias, que hoy ascienden a 16.

Pavimento
Con respecto a la interrumpida obra de asfalto, para cuyo pago llegaron hace pocos días unos 20 millones de pesos destinados a abonar certificados a la empresa Vial Agro, Fernández recordó que el convenio con Nación para hacer esas cuadras fue de 70 millones de pesos fijos, calculados en agosto de 2016, en una situación económica bien distinta a la actual. “En aquel momento se acordó que cualquier redeterminación o ajuste de valores se haría cargo el Municipio. La obra arrancó muy bien, se empezó a certificar, y hasta noviembre del año pasado se trabajó normalmente, ejecutándose unos 50 millones de pesos de trabajos. En aquel momento Nación hizo un cambio administrativo interno, y se frenaron los pagos cuando se había logrado cobrar sólo 25 millones de pesos. Se cobró hace dos o tres meses un certificado suelto, y existía una deuda de 20 millones de pesos desde hace 8 meses, con todo lo que pasó en el país y lo complejo que es hacer un ajuste de números”, describió.
Tras numerosas gestiones tanto por el cobro de la deuda como por la continuidad de la obra, el contacto reciente con el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, a quien el Ejecutivo le solicitó gestionar el cobro, facilitó la llegada de los 20 millones que cancelaron la deuda, al menos en su capital inicial. “Ahora le queda al Municipio negociar algunos valores de redeterminación; parte ya pagamos, y otros nos quedan pendientes”, dijo el jefe de Gabinete.
Lo complicado en esta situación es la posibilidad de que la obra de asfalto se retome. “El pavimento va con precio dólar, seguramente hoy una cuadra cuesta al menos el doble de lo que valía cuando se acordó esta obra. Nuestra idea sería que, si vienen los otros 20 millones de pesos que faltan, nos autoricen a hacer menos cantidad de cuadras, y en ese caso se terminaría el cuadrante que ya se hicieron los cordones cuneta, entre Vélez Sarsfield, Domingo Vásquez, Quintana y Gomila, que está muy roto y sería una pena que no se repare”, describió Fernández.