Apuran tratativas para evitar el cierre de la terapia intensiva pediátrica del Penna

28 febrero, 2022

Apuran tratativas para evitar el cierre de la terapia intensiva pediátrica del Penna

Directivos del Hospital Penna junto a funcionarios provinciales y municipales realizan por estas horas diversos encuentros y gestiones para evitar el cierre de la sala de terapia intensiva pediátrica que funciona en ese centro asistencial.

El espacio es el único que presta el servicio público para niños en Bahía Blanca y, por falta de personal médico, dejaría de existir a partir de este miércoles, ya que no se consiguen profesionales para realizar las guardias. El problema, trascendió, es que los salarios resultan poco atractivos para una función de altísima responsabilidad.
“El Municipal también cuenta con un lugar de ese tipo pero no tiene todas las especialidades cubiertas y funciona con menos médicos”, explicaron fuentes sanitarias consultadas por “La Nueva”.
“Tuvimos varias reuniones y la realidad es que no se consigue personal para brindar la atención que se necesita”, dijeron funcionarios provinciales que en las últimas horas participaron de diversos encuentros que buscan salvar el servicio.
Los sueldos insuficientes vienen provocando dolores de cabeza en las guardias de prácticamente todos los hospitales del país. En el caso de Bahía Blanca, se suma la situación de que en el Hospital Municipal los salarios suelen ser mejores que en el Penna, lo cual impacta en el interés que despierta formar parte del centro médico provincial, el cual, a su vez, cuenta con la mejor infraestructura para brindar esta prestación.
Una de las opciones que se barajaron en las últimas horas fue dada a conocer ayer por la sección “Entre tasas y café” en la cual se indicó que el intendente Héctor Gay le pidió a su secretario de Salud, Pablo Acrogliano, que trate de aunar equipos y recursos entre el Penna y el Municipal para hacer una sala.
Sin embargo, aún no se conocen avances firmes sobre esa posibilidad. “Hasta el momento no hay soluciones y si todo sigue así la sala se va a cerrar el 2 de marzo. El impacto más importante va a ser para la gente de la zona que viene a atenderse a Bahía, aunque para la ciudad también tendrá sus costos”, explicaron las mismas fuentes.

FUENTE: La Nueva