Aseguran que seguirá la sangría de jueces y Tres Arroyos quedaría con menos de la mitad

6 septiembre, 2020 Leido: 1809

Aseguran que seguirá la sangría de jueces y Tres Arroyos quedaría con menos de la mitad

Un informe publicado hoy en la web del diario bahiense La Nueva asegura que va a continuar la sangría de jueces en Tres Arroyos –que ya había anticipado LU 24- al punto tal que el número de magistrados podría reducirse a menos de la mitad para fin de este año, y analiza el impacto que esta situación tiene en Bahía Blanca, de donde deberían provenir algunas de las subrogancias necesarias ante la falta de cobertura de las vacantes que se vienen dando. A la ausencia de nuevas designaciones en el ámbito penal -Correccional, Criminal (donde el mes que viene se jubila el doctor Carlos Mazzini), de Garantías y Garantías del Joven – y en la justicia Civil –un solo magistrado cubre los dos juzgados-  la nota en cuestión le suma el eventual retiro de dos integrantes del Tribunal de Trabajo, Alejandro Taraborelli y Gastón de la Cal.
Todo el cuadro se agrava porque el Consejo de la Magistratura no está tomando exámenes desde el inicio de la pandemia.

Muchas bajas y sin altas

Como ya se había informado en esta radio, la nota remarca que “en el fuero Penal de Tres Arroyos, los dos juzgados de Garantías (adultos y menores) están sin jueces, siendo que tienen una intensísima actividad que supone regular el avance de cada una de las investigaciones que se inician (resolver pedidos de allanamientos y detenciones, entre otros).El doctor Alberto Gallardo, a cargo del Juzgado de Responsabilidad Penal Juvenil, se jubiló a fines de 2018 y su puesto no fue cubierto, mientras que en mayores estaba Rafael Oleaga, pero desde hace 2 años espera el avance de un jury en su contra por supuesto maltrato al personal a su cargo.
Mazzini se está por jubilar, Gallardo ya se acogió al beneficio y Giuliani pasó a Bahía.
“El Juzgado Correccional, que evalúa los delitos menos graves, no tiene titular desde diciembre pasado, cuando el doctor Gabriel Giuliani (estuvo 25 años en ese sillón) vino a ocupar el juzgado que había dejado libre su colega José Luis Ares, ya jubilado.
“El Tribunal Criminal, que juzga los delitos más graves (como robos, violaciones u homicidios) hoy está cubierto, pero en menos de un mes estará en condiciones de jubilarse Carlos Mazzini. Fabiana Brandolín (subroga en lo Correccional) y Verónica Vidal (cubre Garantías) lo completan.
“En el fuero Civil y Comercial, de los dos juzgados, uno tiene titular (Fernando Elizalde), mientras que el otro se quedó sin juez en febrero, tras la jubilación del doctor Iber Piovani.
“Familia no tiene inconvenientes, porque el único juzgado de Tres Arroyos cuenta con magistrado (Diego Granda), mientras que el Tribunal de Trabajo está con problemas a la vista: hoy no tiene vacantes, pero a fin de año se jubilarían Gastón de la Cal y Alejandro Taraborelli. Solo quedaría José Luis Fernández para atender la materia laboral”, asegura la nota firmada por el periodista Juan Pablo Gorbal para La Nueva.
En síntesis, de 12 jueces que tiene Tres Arroyos, a fin de año habría apenas 5.

Tampoco quedan jueces suplentes
A lo descripto hay que sumar un agravante: no existen jueces suplentes. Hasta principio de año había dos magistrados que formaban parte de un cuerpo especialmente creado para estas contingencias y se dedicaban a las coberturas, pero la doctora María Elena Baquedano (Penal) juró en febrero como titular de un tribunal de San Nicolás.
Y su colega Orlando Matti (Civil) está designado en Necochea, que para las suplencias forma parte de la sección Sexta con la Departamental Bahía Blanca, a la que pertenece Tres Arroyos.

“El Colegio de Magistrados está pendiente con este tema porque son muchos los jueces que faltan. Se ha llamado a concurso en el Civil, pero en los demás todavía no”, afirma Claudia Fortunatti, presidenta de ese organismo.
Mientras que el impacto en la justicia bahiense está dado porque quien interviene como juez en el proceso de una causa debe excusarse luego para ese juicio. Como Tres Arroyos hoy no tiene juez de Garantías, esa función la debe cumplir alguno de los integrantes del Tribunal Criminal, que finalmente no puede intervenir en el debate. La manta corta por donde se mire.
En consecuencia, para fueros como el Penal se necesita la intervención de jueces de otros lugares, en este caso de Bahía Blanca, que corresponde a la misma jurisdicción, aunque con una barrera importante: 200 kilómetros de distancia. “Esto está sucediendo mucho, ya vienen sorteando a jueces de nuestros tribunales y los tenemos integrando causas de Tres Arroyos”, confirma un secretario judicial de esa ciudad.
“Es cierto, ya está repercutiendo en Bahía. Tenemos que integrar el tribunal Criminal con jueces de nuestra ciudad”, ratifica la presidenta del Colegio de Magistrados.
Una posibilidad sería que actúen jueces de otros fueros de Tres Arroyos, pero cada sector, como se observa, está muy limitado de recursos y tampoco es viable porque no tienen la especialización ni la experiencia necesaria en la materia y eso puede atentar contra el servicio de justicia.
La demora en las coberturas se debe, principalmente, a que el Consejo de la Magistratura, órgano examinador de jueces en el ámbito provincial, no toma exámenes desde que comenzó la pandemia. “Sabemos que el Consejo de la Magistratura en este momento está parado, viendo la posibilidad de tomar algunos orales pendientes, pero no se observa una solución inmediata”, recalca Fortunatti.
Otras fuentes judiciales aseguran que las demoras en el Consejo de la Magistratura son de hace un año, aunque se profundizaron con el aislamiento obligatorio. “La otra posibilidad que baraja la Corte provincial es que algún juez que estuviera con decreto (de designación) y que no sea de este departamento judicial y no haya asumido por no haberse puesto en marcha el órgano para el cual fue designado, por razones presupuestarias, asuma en Tres Arroyos”, opina Fortunatti. De todas maneras, en ese caso se necesita el consentimiento del magistrado y “hasta el momento ninguno ha querido venir”, agrega.
La Corte había informado en aquel documento que prácticamente la mitad de los cargos judiciales pendientes de cobertura en toda la Provincia estaban en proceso de selección en el Consejo de la Magistratura, además 33 tenían conformadas ternas para mandar al Senado y había 41 vacantes sin concursar. Esos números, hoy, se incrementaron.