Beca de transporte para las escuelas agrarias: el peronismo pide una excepción y el MV advierte que “no es racional”

29 junio, 2021

Beca de transporte para las escuelas agrarias: el peronismo pide una excepción y el MV advierte que “no es racional”

Se concretó hoy una nueva reunión de concejales con representantes de las escuelas agrarias que funcionan en Cascallares -el Colegio Argentino Danés y la ubicada en la planta urbana- para abordar la problemática del transporte de alumnos, muchos de los cuales viajan desde Tres Arroyos a ambos establecimientos. La controversia está dada en la letra de la ordenanza de Igualdad de Oportunidades, que es la que fija el otorgamiento de becas de transporte desde las localidades hacia la cabecera, pero que no contempla la situación inversa. El vecinalismo sostiene esa interpretación, amparado en lo que al parecer se les indicó desde la Asesoría Letrada, mientras que desde el Frente de Todos insisten en que al menos se podría aplicar una excepción, con la disponibilidad de recursos del Fondo de Financiamiento Educativo, hasta ver si prospera el pedido de un subsidio por parte de las escuelas a la Provincia.

Whats-App-Image-2019-05-27-at-12-15-25

“Hay una discrepancia de interpretación respecto de la ordenanza, porque según la Asesoría Letrada Tres Arroyos no debe considerarse localidad sino ciudad cabecera, aunque no lo han puesto por escrito, pero más allá de eso los estudiantes necesitan una respuesta a una necesidad concreta, que es la de pagar el transporte a la escuela que han elegido para sus estudios”, apuntó Tatiana Lescano (Todos).
Para la edil peronista, recursos hay porque “el municipio tiene plata que no es propia, sino que la entrega la Provincia como Fondo de Financiamiento Educativo que está destinado justamente a estas situaciones. Hasta el momento ha recibido más de 63 millones de pesos, y con una fracción de eso, que son unos 500.000 pesos por mes, solucionaría el problema de 100 familias”.
“Consideramos que si la interpretación de legales es la que mencionan, porque no la hemos visto, se podría acompañar por unos meses a las familias por excepción. Pero más allá de este planteo, que los concejales se comprometieron a hacer ante el Ejecutivo, es importante que la sociedad sepa que no le estamos pidiendo un favor a las autoridades municipales, sino simplemente reclamando el derecho de los estudiantes a la igualdad de oportunidades de acceso a la educación que han elegido. Porque elegir una modalidad educativa implica más que una escuela, es un proyecto de vida que en este caso es el de recibirse de técnicos agropecuarios, que además agrega valor a la necesidad de recursos calificados y bien formados como lo hacen nuestras escuelas agrarias de gestión estatal”, concluyó Lescano.

La postura oficialista: “no es racional dar una beca en este sentido”, dijo Zorrilla

El concejal vecinalista Luis Zorrilla, por su parte, advirtió que las escuelas agrarias de Cascallares no están encuadradas en la ordenanza de becas de transporte, y al mismo tiempo presentan dos situaciones distintas. “La que está en la localidad tiene en su mayor parte alumnos del lugar, recibe a un pequeño grupo de Tres Arroyos que por la pandemia ha visto complicaciones en su economía familiar y necesitan asistencia del Municipio, que ya en su momento se les dio desde Desarrollo Social. Pero el Argentino Danés recibe a un 100% de alumnos de Tres Arroyos, entonces son alrededor de 80 los alumnos que necesitan asistencia para el viaje. Les explicamos por qué entendemos que no están contemplados por la ordenanza de becas de transporte, que contempla la asistencia para alumnos de las localidades y no de la ciudad cabecera. Escuchamos a ambas cooperadoras, la del Argentino Danés gestionó un subsidio de la Provincia y la consejera escolar María José Adobatto lo está siguiendo, y además yo hablé con el intendente y me pidió los números. Así que haremos lo posible para dar una mano”, sostuvo.
Zorrilla aseguró que el monto en discusión es de alrededor de 300.000 a 400.000 pesos mensuales por colectivo, de los cuales una parte es pagada por la matrícula que asiste, y otra por la cooperadora para hacer sostenible el viaje aun con butacas vacías.
“Esta situación no se previó cuando se modificó la ordenanza, y lo cierto es que no me parece racional que haya becas en ese sentido, porque el Consejo Escolar asiste en transporte a la educación primaria y secundaria y en su normativa dice que el Estado debe proveerlo en el lugar más cercano al domicilio. Si se opta por una modalidad, se debe saber cuál es el costo del transporte. No está mal de todos modos hacer un análisis de esta situación”, finalizó.