Capellari: “es habitual la presencia de bacterias resistentes en los centros de salud”.

13 septiembre, 2015 Leido: 14

Capellari: “es habitual la presencia de bacterias resistentes en los centros de salud”.

La directora del Centro Municipal de Salud, doctora Mónica Capellari, advirtió que la existencia de bacterias multirresistentes especialmente en comunidades cerradas como un centro de salud, tal como se ha dado a conocer desde la Clínica Hispano Argentina, “no es una novedad para quien trabaja en el ámbito de la salud. Conocemos que existen bacterias en la vida cotidiana, en cualquier lugar, y dentro de una comunidad cerrada como un hospital, una cárcel o un colegio, suelen tener como particularidad especial el contacto permanente con pacientes que reciben antibióticos. Estas bacterias, que tienen su propia capacidad de sobrevivir, generan defensas en contra de esos antibióticos que usualmente se utilizan en los pacientes, y se terminan convirtiendo en resistentes a determinados antibióticos o multirresistentes, al punto que puede generarse la situación extrema de que resistan a todos los antibióticos conocidos. En un centro de salud, el chequeo de las bacterias que van apareciendo y el monitoreo de la sensibilidad de las mismas los antibióticos que se usan es permanente, y lo que se determina es un uso racional de los antibióticos. Eso es fundamental, porque no se puede tratar de la misma forma de combatir un mosquito que un elefante, y hay que evitar a ultranza el uso indiscriminado de antibióticos porque eso favorece la resistencia bacteriana”, graficó.

El abordaje local

Capellari advirtió, en términos del abordaje local de esta problemática, que la bacteria aparecida, la Klebsiella KPC, “es resistente a los antibióticos de uso cotidiano, de manera que hay que pensar en opciones más costosas y difíciles de conseguir. Pero hay que tener en cuenta que esto no es una preocupación sino una ocupación, y sé que las autoridades de cada lugar han determinado que se haga una desinfección y una posterior limpieza de las áreas afectadas, limitando la circulación de gente y replanteándose el uso de los antibióticos que se está haciendo, entre otras medidas que no son otras que potenciar lo que se hace cada día, que es desinfectar y lavar lo necesario. Pero esto es algo que se hace desde siempre en cualquier centro de salud”.

Finalmente, admitió que en las últimas horas, una paciente que había sido operada en la Clínica Hispano Argentina ingresó al Hospital Pirovano, pero por otra razón, “y allí se le hizo una toilette quirúrgica, una limpieza de la herida, a cargo del doctor Parraquini, además de realizarle un cultivo que, por sus características aunque no tenemos el resultado final, podría dar cuenta de la presencia de una Klebsiella. Luego, por supuesto, se llevaron a cabo una serie de medidas, como el cierre del quirófano por 72 horas, una desinfección y limpieza especial”.

“Yo diría que no es para generar alarma, aunque es necesario tenerlo en cuenta cada uno en su institución, y trabajar fuertemente en esto”, concluyó Capellari.