Cien años sin soledad – Escribe: Omar Eduardo Alonso

6 agosto, 2022 Leido: 286

Cien años sin soledad – Escribe: Omar Eduardo Alonso

El título seguramente hubiera sido usado por Gabriel García Márquez si la vida y el destino lo hubieran ubicado para hacer un relato magistral de lo ocurrido horas atrás en el Club de Pelota.
Los medios han reflejado de manera generosa y brillante lo ocurrido en la celebración de los cien años de la institución de la calle Sarmiento.

De modo que he querido volver sobre el tema para incluir algunas reflexiones, quizás poco objetivas y hasta personales en vinculación al tema.
En principio manifestar mi sorpresa y satisfacción cuando se me requirió alguna colaboración para detectar antecedentes históricos que pudieran contribuir a toda la documentación con que ya se contaba.

Además, la invitación para que personalmente leyera una crónica al respecto, una verdadera distinción teniendo en cuenta la multitudinaria asistencia que allí se congregó. Incluyendo a numerosos deportistas de antaño que podían corroborar o criticar lo que yo pudiera decir.
Después, encontrarme con personas que hace mucho no veía.

El caso de Mario Capristo y su esposa. Es que fui contemporáneo en la práctica del basquetbol con Mario y su recordado hermano “El toro”, y su inesperada y fulgurante aparición en el escenario de ese deporte por mediados de la década del 60.
El grato saludo recibido de su esposa, a quien conociera hace muchos años, con afectuoso abrazo.

El saludo del hijo de Genaro Lezcano, a quien recordé especialmente.
No demasiados, pero saludos de otras personas, incluyendo algún pariente lejano, me permitieron pasar un grato momento.
En definitiva, la satisfacción de haber participado con una modesta y desinteresada contribución.

Reproduzco seguidamente el texto leído en la ocasión:
El prodigio de Genaro
La iglesia considera como un prodigio la licuefacción de la sangre de San Genaro (Jenaro) que ocurre anualmente en la fecha que este obispo italiano fue muerto. No lo considera un milagro.
Podría considerarse entonces, un prodigio lo ocurrido muchos años atrás en Club de Pelota con la llegada de Genaro Lezcano que fue jugador y director técnico del primer equipo de basquetbol.

Es que su presencia aquí, hacia fines de la década del 60, ocurría cuando ocupaba un lugar de privilegio en el orden nacional en la práctica de este deporte, incluyendo que era integrante del seleccionado argentino.
Fue un tiempo en que logró transmitir y contagiar conocimientos a las nuevas generaciones que comenzaban a desarrollarse en el Club de la calle Sarmiento.
Si nos remontamos a la historia de este deporte, se reconoce su nacimiento en Tres Arroyos hacia 1927 por el impulso de Arnaldo Sanz aplicado al club Huracán, que inicia su práctica.
Otras instituciones lo harían rápidamente.
Club de Pelota lo inicia hacia 1933 y hacia 1936 participa efectivamente en la conformación de una asociación local.
Un dato curioso es que en 1933 se disputa un partido contra Huracán, que termina empatado 18 a 18. Integraron el equipo de la entidad Ferrara, Bilbao, Ruiz, Mink, Boado y Candebat.
El cinco de noviembre de 1936 se realiza en la biblioteca Sarmiento un encuentro donde se da forma a una organización lugareña destinada a regir el básquet que hasta entonces se desarrollaba en Bahía Blanca.

El señor Luciano Ruiz fue el delegado del club a ese encuentro, además de Américo Morilla por Costa Sud; Manuel Bayúgar, por Centro Estrada; y Ricardo Fernández, por Huracán.
Además de los torneos oficiales, comenzaban a organizarse competencias diversas, en muchos casos imponiéndose el nombre de personas que habían sido protagonistas de realizaciones de distinto tipo a favor de la especialidad.

De tal modo, Club de Pelota gana, en 1957 el “Juana Z. de Poujol”, un preludio muy concreto de lo que ocurriría al año siguiente, 1958, en que conquista el primer título oficial de campeón.

A principios de la década del 50 se ensaya exitosamente la práctica del básquetbol femenino, siendo la entidad pionera en ese sentido.
En 1951 las damas de Tres Arroyos ganan el torneo regional de mayores, y son figuras Ana Jensen, Sara Ullerup y Marilú Laplace. Algunas de ellas integrarían luego la selección provincial y continuarían sus carreras en B. Blanca.
Una larga sequía afectaría a la institución en cuanto a la obtención de títulos. Se extendería 17 años.
Fue a principios de 1976 cuando en un vibrante partido, se lograba el título de campeón oficial de 1975.

Una verdadera multitud asistió al partido contra Huracán, ganado por escaso margen, pero que significó que Club de Pelota se consagraba campeón una fecha antes de la conclusión del torneo.
La institución organizaría la denominada “Noche de campeones”, con la intervención de equipos bahienses que ganarían ese cuadrangular.
La llegada de Genaro Lezcano fue significativa, pero no se puede olvidar el paso por el club de Viggo Ambrosius, de Luis Serra y los hermanos Capristo.

Estos últimos irrumpieron en el escenario basquetbolístico desde la plataforma del Club Estudiantes, con muy poca tradición en el rubro en el orden local.
Ya ampliamente considerados por sus respectivas capacidades, recalaron en Club de Pelota, donde tendrían destacadas actuaciones.
Contribuirían de manera efectiva en la obtención de los campeonatos oficiales de 1981 y 1982.

El relato
Razones organizativas ante la gran cantidad de reconocimientos que se realizaron, determinó que solo muy pocos segundos se difundieran de un audio con el relato del tramo final del partido cumplido para que Club de Pelota se consagrara campeón del torneo oficial de 1975.
Me parece interesante incluirlo en este espacio para que pueda apreciarse aquel cierre relatado por Eduardo Maschi y comentado por Carlos Potente.
Al respecto debo destacar que quien fuera jefe de deportes de LU 24, “Cacho” Potente era un hincha declarado de este Club y quizás esta mención implique también una especie de homenaje.
El audio es de unos 4 minutos y 49 segundos. Tiene muchos años y puede ser que las voces se recuerden distintas. En todo caso eran voces frescas por entonces, que luego fueron evolucionando con el tiempo.
Espero que los adherentes a la celeste, lo disfruten.

[email protected]
También en FB