Comenzaron las primeras comuniones y el padre Buckle hizo hincapié en lo esencial del espíritu en el actual contexto

3 mayo, 2021 Leido: 168

Comenzaron las primeras comuniones y el padre Buckle hizo hincapié en lo esencial del espíritu en el actual contexto

En los últimos días, comenzaron las celebraciones de la primera comunión en la ciudad, y por ello, el párroco Roberto Buckle, comentó en LU24 sobre cómo se programaron las mismas para cumplir con los protocolos establecidos por las autoridades. Cabe aclarar, que ante la reciente modificación del esquema de fases, las actividades religiosas han sufrido mayores restricciones, por ejemplo el hecho de las celebraciones que se realizaban con un máximo de 20 personas en el templo, ahora podrán sólo reunirse 10.

FUTUROCORTO

“Este fin de semana hemos tenido tres tandas de primeras comuniones, hemos tenido que modificar debido a que la cantidad de personas que se permiten en el templo son 20, entonces lógicamente son poquitos chicos, que solamente pueden venir con mamá y papá” indicó el cura y sostuvo que “tratamos de hacer como corresponde, de cuidarnos, y que la gente se cuide pero que no se detenga la marcha, tenemos que hacer lo podamos hacer porque estos chicos se venían preparando en la catequesis desde el 2019, y todavía quedan por delante unas cuantas más, quedan 15 o 18 tandas de primeras comuniones”.
Por otra parte, y con respecto a las misas Roberto Buckle, expresó que “las estamos haciendo en los horarios de las 19 horas, pero con 20 personas en el templo, así que el resto de las personas comparten la misa por el canal de Youtube de la parroquia”. Asimismo, entre otras de las actividades que se realizan en la Iglesia del Carmen, comentó que “hacemos tres pequeñas celebraciones a las 17 horas para darle la comunión a las personas que quieren comulgar”.
Remarcó también que “la gente tiene una gran paciencia y se han adecuado muy bien todos, y lo vamos corrigiendo para que cada vez sea más adecuado a lo que se nos pide” y afirmó que “en este tiempo se habla de las actividades esenciales, una cosa esencial es el espíritu en esta circunstancia de la pandemia, debemos fortalecer el espíritu de la población”.
En ese sentido, comentó que éste contexto de pandemia, obligó a incursionar en métodos virtuales para llegar a los hogares de los creyentes, y reconoció que en algún momento “sorprendió la cantidad de gente que se sumaba a las misas virtuales diarias, superaba en gran número a lo que era habitual” y ejemplificó “a las 21:30 hacíamos un rosario, y se conectaban 40 o 50 familias rezando el rosario, y nos llamaba a atención hermosamente”.
Por otra parte, explicó que incluso durante la cuarentena estricta “la atención personal no se cortó nunca, aun en los momentos de mayores restricciones, por lo que la gente siguió confesándose, la visita a las personas, incluso la asistencia a los enfermos, no se cortó nunca”.