Como el correntino, un vecino de Oriente también sufrió por tragar un escarbadientes

16 octubre, 2015 Leido: 20

Como el correntino, un vecino de Oriente también sufrió por tragar un escarbadientes

Tras conocerse el caso del correntino al que le extrajeron del corazón un escarbadientes, que se había tragado en una picada, LU24 entrevistó al vecino de Oriente “Pocho” San Vicente, que vivió un caso similar. “Yo sentía los mismos síntomas que este señor, adelgacé 4 o 5 kilos en un par de días, y comencé a sentirme mal porque presumía que tenía una enfermedad terminal. Sufrí dolores muy fuertes, me trató el doctor Mirabelli y me dio unos medicamentos como para un cuadro de gripe, mientras me hacía unos estudios en Bahía Blanca y Tres Arroyos. Todo transcurrió en alrededor de una semana, en la que durante el día me sentía bien y a la noche decaía bastante”, relató.
Cuando se estaba practicando el último estudio, una endoscopía, pudo advertir cómo la médica solicitaba unas pinzas. “Estaba viendo por el monitor, y percibí el tirón y que empezaban a sacar algo. Cuando salió no lo podía creer: un escarbadientes entero clavado en el duodeno. Estaba mi familia afuera…No lo podían creer. Me tragué ese escarbadientes comiendo un escabeche de pejerrey, había llegado con apetito y me prendí hasta que mi señora tuviera lista la comida. Y no sentí nada, absolutamente. Me salvaron los antibióticos, porque de lo contrario, en una semana eso hubiera sido un desastre”, recordó San Vicente.