Cómo se confecciona y se mantiene la Bandera argentina, desde uno de los talleres más antiguos

23 junio, 2022 Leido: 465

Cómo se confecciona y se mantiene la Bandera argentina, desde uno de los talleres más antiguos

Fundado en 1946, uno de los talleres de mayor tradición en la confección de banderas nacionales en el país depende de la Secretaría de Atención Ciudadana y Gestión Comunal del gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y está ubicado en el barrio porteño de Chacarita. Confeccionan además de la Bandera Argentina, las insignias de otras provincias, municipios e incluso de otros países. Jesica Dzembowski, gerente del taller, dialogó con LU 24 y dio detalles del proceso de confección de las banderas, su tratamiento y la diferencia en sus características en función del uso que se les dé.

“Somos 15 personas las que integramos el equipo en forma directa, y nos encargamos de todo lo relativo a las insignias, más allá de las banderas propiamente dichas”, contó Jesica, quien además brindó precisiones en torno a lo que está normado respecto de las banderas. “La de ceremonial es la única que responde a ciertas normas, que debe ser de gros de seda, con el sol bordado, con 32 rayos rectos y flamígeros intercalados en el sentido de las agujas del reloj, y el sol tiene un rostro, que en su momento tenía más líneas que a la distancia se perdían y hoy es más sencillo y con ojos almendrados. La Bandera de flameo, que es la que vemos en las plazas, no está sujeta a reglas, requiere una tela con una liviandad que permita justamente ese uso. Fabricamos alrededor de 100 banderas nacionales por mes, proveemos a otras provincias, hacemos por supuesto las banderas de la Ciudad de Buenos Aires, de países limítrofes y de todo el mundo. Y cada bandera es un arte; hay personas que subliman y estampan y, además, en ciertas banderas, por su dimensión, el sol se pinta a mano”, describió.
Del taller forman parte los especialistas más importantes en vexilología -estudia la historia y el significado de las banderas- y en heráldica.
“Hay banderas que por su uso se deterioran pronto, sobre todo las de flameo, entonces no se mantienen, por allí se reparan si sufren alguna rotura o se las puede lavar; las de ceremonias no se lavan pero normalmente duran mucho porque están resguardadas en espacios cerrados”, contó la especialista.