Complejo panorama hídrico en la región: Chaves y San Cayetano con anegamientos

29 julio, 2014 Leido: 5

Complejo panorama hídrico en la región: Chaves y San Cayetano con anegamientos

Sigue siendo complejo el panorama hídrico en la región, con más distritos que se suman al pedido de declaración de emergencia agropecuaria, como San Cayetano, y en el caso de Adolfo Gonzales Chaves, se recurre a la posibilidad de recibir asistencia de la Nación para paliar las dificultades causadas por las intensas precipitaciones.

El intendente de Adolfo Gonzales Chaves, José Martínez, recurrió a la Nación para plantear su preocupación por la crítica situación hídrica que atraviesa su distrito, con alrededor de un 50 por ciento de caminos anegados e intransitables y complicaciones para retirar la producción de los campos. “También nos preocupan, a pesar del receso escolar, las dificultades para movilizarse de docentes y alumnos en la zona rural, y la imposibilidad de acceder a servicios de salud de quienes pueden necesitar atención y no pueden salir de los establecimientos”, aseguró Martínez.

Ayuda a Nación

En este sentido, el jefe comunal chavense indicó que “nos reunimos cada 15 días con un grupo de intendentes, con los que hablamos de gestión y de política, y logramos una audiencia con el secretario de Emergencia Agropecuaria del Ministerio de Agricultura de la Nación, a quien le entregamos un diagnóstico de la situación de cada distrito y esperamos su respuesta en términos de ayuda no sólo para paliar esta situación actual, sino lo que se viene ya que hay pronósticos de más lluvias”.

También indicó que se evalúa pedir la emergencia agropecuaria del distrito en la Provincia, aunque dijo no tener datos seguros sobre el volumen de pérdidas en términos productivos que estarían sufriendo los chacareros chavenses.

En San Cayetano

El jefe comunal de San Cayetano, Miguel Angel Gargaglione, confirmó la elevación del pedido de emergencia o desastre agropecuario a la Provincia hace unos diez días, por lo que aguardan la respuesta oficial. “Todavía hay agua en los campos, lo que complica lo que queda de soja por cosechar, la siembra, e incluso se perdió parte de lo que se había sembrado. Esta situación nos va a perjudicar a corto o mediano plazo porque somos un distrito muy dependiente de la producción agropecuaria”, indicó.

Asimismo aseguró que las precipitaciones destruyeron, de manera inusual, la red de caminos del distrito. “Se dan dos o tres cuestiones que hay que tener en cuenta, la topografía de los terrenos no es la misma, el sistema de labranza ha cambiado y ya no hay tanta absorción de agua, pero además hay que decir que ha llovido prácticamente el 80 por ciento del milimetraje promedio anual, en apenas seis meses. Nos estamos encontrando con una problemática que vino para quedarse, los caminos se han ido volando y están más bajos que los campos. Y se ha emparejado y hasta se siembra en los cañadones”, advirtió Gargaglione.