Con pases de factura incluidos, el Concejo aprobó el Presupuesto 2022

4 enero, 2022 Leido: 1382

Con pases de factura incluidos, el Concejo aprobó el Presupuesto 2022

Con algunos pases de factura respecto del tratamiento previo de las propuestas que finalmente arribaron al consenso logrado hoy, el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad el Presupuesto 2022, la Ordenanza Fiscal Impositiva y un plan de regularización de deudas. Las tasas municipales se incrementarán, tras el acuerdo alcanzado, un 28% en enero, un 6% en abril y otro 6% en junio, con la salvedad de que en agosto se podrá abrir una instancia de revisión y eventual incremento si la inflación y el devenir económico lo requieren.

La sesión extraordinaria fue presencial, en el Salón Blanco, y se sumaron de manera virtual los concejales Paola Salerno (Todos) y Carlos Avila (Juntos). En los próximos días se espera la convocatoria a Asamblea de Mayores Contribuyentes, para que refrende lo aprobado hoy.

De Grazia: “se podría haber consensuado antes”
La concejala Daiana De Grazia (Juntos) retomó la sesión tras el cuarto intermedio pedido por ella misma la semana pasada, con un extenso discurso que comenzó con un pase de facturas primero al bloque de Todos, al que acusó de “haber cambiado de postura cuando habíamos llegado a un acuerdo todos los bloques para votar una propuesta”, y después incluyó al Movimiento Vecinal, al asegurar que junto con el peronismo desestimaron una fórmula similar a la votada hoy, presentada por Juntos y que, de haberse considerado oportunamente, “se podría haber logrado un Presupuesto consensuado mucho antes”.
Luego dedicó varios minutos a “poner en contexto” el tratamiento del Presupuesto local, momento en el que suministró datos de pobreza estructural y por ingresos, criticó los números que expone el INDEC y también se refirió a cuestiones como la presencialidad educativa y el Servicio Alimentario Escolar.
Cuando finalmente abordó el tramo local, objeto de la convocatoria a la sesión extraordinaria, advirtió que la propuesta inicial del Ejecutivo para el incremento de tasas (del 35% en enero  más el 15% en abril) “era excesiva y sin la gradualidad necesaria para que no sea traumática, alentando a que los vecinos dejaran de pagar, sobre todo el 60% que viene pagando regularmente a pesar del contexto de pandemia. Por eso es importante que hayamos consensuado un aumento progresivo del 28 + 6 + 6, para acompañar de manera gradual las erogaciones que todos los vecinos debemos hacer sin desfinanciar al Municipio. Y con el compromiso de rever los números en agosto”.
Posteriormente, enumeró y atribuyó a “logros” del bloque de Juntos cuestiones como el incremento del presupuesto destinado a las localidades, partidas para el concurso de paradores, para seguridad vial, para Salud Mental y para el propio Concejo Deliberante, que a su criterio no ha podido cumplir con programas propios por falta de recursos.
Hizo un recorrido pormenorizado por los entes descentralizados de Claromecó y de Salud, criticando en el primero la “falta de planificación y de política turística”, en temas como los paradores y los baños públicos, y reclamó más profesionales y mejor atención para el Hospitalito. Con respecto al sistema de salud pública local, la edil de Juntos advirtió que a pesar de “llevarse un 28% del Presupuesto total, no se prevé un fondo específico para Covid. Además hubo falta de insumos que se fue resolviendo por donaciones y a fuerza de insistir por parte de este bloque”. Criticó también el funcionamiento de las salas.
Entre otras consideraciones, cuestionó que en Desarrollo Social “los números aumentan exponencialmente, pero exigimos más transparencia, y el cumplimiento de la ordenanza sobre la obligatoriedad de la publicación de los decretos. Si una persona necesita ayuda hay que acompañarla para que pueda progresar y no depender de un subsidio”.  Y pidió un programa habitacional que favorezca el acceso a la vivienda para los trabajadores que no quieren que se les pague un alquiler”.
Planteó asimismo “la necesidad de que el intendente gestione ante la Provincia” por mejoras en lo vinculado a seguridad, al estimar tomando declaraciones periodísticas de un jefe policial que “es imposible frenar la ola de delitos que sufre Tres Arroyos y las localidades con 60 policías y patrulleros como el de Orense que no funcionó por varios meses”.
Finalmente, en términos generales, acusó a la gestión municipal de carecer de “planificación a mediano y largo plazo, porque en varios casos vemos que se aumenta año a año el número del Presupuesto pero sin pensar hacia dónde van las áreas”. Y reclamó que se “achique el gasto público, porque el vecino no puede seguir sosteniendo cargos jerárquicos”. En este sentido, cuestionó específicamente cargos en Obras Públicas y el Centro Municipal de Salud, y aseguró que de reducirse progresivamente la planta, podrían ahorrarse “30 sueldos por año”.

Callegari: “vamos a trabajar en agosto si es necesaria una revisión”

Graciela Callegari (Todos) recogió el guante y le respondió a De Grazia que “no hubo tales cambios; la concejala, como todo el mundo y su bloque incluido, participó de las diferencias y diversas posiciones que se intercambiaban en la Comisión de Hacienda. Es fácil decir yo no fui o no tuve nada que ver; cuando se trabaja para construir consensos las ideas no son de nadie, son del consenso participativo que las construye a partir de los sí y los no, de los intercambios de posiciones”.
“Nosotros descartamos que este Presupuesto y la Impositiva se podía aprobar por mayoría, y el cuarto intermedio nos habilitó para que se discutiera la salida a un problema operativo para el Municipio, que es contar con el Presupuesto. No suma hablar de estas cosas aquí, pero esta propuesta surgió del consenso en el despacho del presidente del Cuerpo. Y no tuvimos ningún problema en presentarla bajo nuestra firma”, aclaró.
Respecto de la fórmula de aumento de tasas aprobada hoy, Callegari relativizó el impacto de la disminución, respecto de la pretensión inicial del Ejecutivo, sobre los recursos municipales, al advertir que “el Ejecutivo nos plantea recursos por 2040 millones de origen municipal y 2390 de origen provincial, pero la Provincia estima un 41% de aumento en la coparticipación, por lo que Tres Arroyos recibiría 176 millones más que lo que está previsto en el Presupuesto”.
“Son 72 millones menos de recaudación de origen municipal con esta propuesta, pero recibe 176 más de la Provincia. Un 4% más de coparticipación y 1,5% menos de recaudación propia, que para el Municipio quizá no es tan significativo pero sin duda impacta positivamente en el bolsillo del vecino”, abundó.
Finalmente, estimó que “no es necesario modificar este Presupuesto a pesar de la variación del ingreso, porque es menor al 5% y está dentro de las variaciones normales de cualquier presupuesto. Esta modificación de la Impositiva permite la aprobación del Presupuesto tal como ha sido descripto por los concejales que han hecho uso de la palabra antes, y la modificación del módulo no implica riesgo de violación a la ley orgánica de las Municipalidades”, especificó, antes de adelantar el voto positivo de su bancada.
Y fue taxativa al advertir que “este bloque se compromete a trabajar en el mes de agosto si cualquier cuestión de orden financiero o inflacionario coloca en dificultades al municipio y es necesario rever esta tasa”.

El vecinalista Werner Nickel, finalmente, también eligió responder a la concejala De Grazia en torno al arribo a un acuerdo por el porcentaje de aumento de tasas. “Celebramos haber llegado a un consenso. Pero es importante dejarle en claro a doña Rosa, al vecino, que si bien el Ejecutivo hace una propuesta del 35% más el 15%, y posteriormente se arriba a un consenso del 29% más 7,5% más 7,5% y hoy se estaría aprobando un aumento del 28% en enero, más un 6 en abril y otro 6 en junio, para el gobierno municipal no da lo mismo. Desde Nación se está fijando una pauta inflacionaria del 35% que sin duda para nosotros va a ser mayor, y es eso lo que se ha tenido en cuenta a la hora de armar el Presupuesto. Por eso es importante que el vecino lo tenga claro. Y con respecto a lo que De Grazia señala como logros de su espacio, voy a coincidir con Graciela Callegari en que el consenso es de todos, la propuesta surge del total de los concejales. Y fundamentalmente con respecto a lo que se habló del presupuesto para las localidades, y cada uno de los puntos que va a ser aprobado, surgieron de ese consenso entre todos”, aseguró el edil oficialista.
Finalmente, y porque ese punto lo tocó como expresidente del Cuerpo, respondió a la mención de la concejala de Juntos a la falta de concreción de algunos programas propios del Deliberativo. “El Concejo Estudiantil no se hizo porque se inscribió solo una escuela”, sostuvo.

Pan y circo

Ya en el último tramo de la sesión, fue el presidente Martín Garate quien pidió bajar a la banca para refutar el discurso de De Grazia. Lo reemplazó Soledad Cadenas.
“A esta altura hablar de quiénes son los autores de las ideas es lo menos importante”, dijo Garate. Y advirtió que De Grazia “hizo una descripción de la realidad nacional y provincial que todos entendemos muy difícil, pero que parte de presupuestos que ha omitido referir o que al menos son falaces. Hizo un relato sobre la pobreza estructural de la Argentina, la situación de la inflación, que no discuto porque es una realidad, pero entre las causas de esto no tuvo en cuenta a la pandemia mundial, que las grandes potencias están sufriendo también, como la inflación, algo llamativo y raro en países como Estados Unidos o Alemania”.
Destacó “el éxito del plan de vacunación que tan duramente criticó la oposición”, y advirtió que respecto de la presencialidad educativa, se tomaron decisiones que “a nivel mundial hoy reviendo países de Europa”.
“En más de 10 años que llevo en la gestión nunca permitimos que un gobierno municipal no tuviera presupuesto. Nunca cometimos la irresponsabilidad de la oposición a nivel nacional que en plena pandemia dejó al gobierno sin presupuesto. Pareciera que la pobreza y la inflación empezaron hace dos años, son desafíos que tiene el gobierno, indudablemente, y nosotros somos los más exigentes en que se busquen soluciones, pero pedimos que se tenga memoria”, cerró el titular del Legislativo.
Y mientras seguía sin conocerse el destino del proyecto de Presupuesto 2022 para el Municipio de Tres Arroyos y de, en definitiva, los puntos fundamentales para los que se había convocado la sesión extraordinaria, De Grazia volvió a pedir la palabra para hablar de “vacunatorio VIP y el cumpleaños de Olivos mientras todos estábamos encerrados sin poder trabajar”, usando la expresión “pan y circo”.
Cuando por fin llegó el momento de votar, fue unánime la aprobación del proyecto de Presupuesto, de la modificación a la Ordenanza Fiscal Impositiva y de la puesta en marcha de un programa de regularización de obligaciones tributarias. Y los concejales Diez y Elgart arriaron las banderas.