Condenan a tresarroyense por tenencia y comercialización de droga, armas y estafas

17 octubre, 2014 Leido: 37

Condenan a tresarroyense por tenencia y comercialización de droga, armas y estafas

 

A través de una sentencia dictada en el día de la fecha, el Tribunal en lo Criminal de Tres Arroyos condenó a Diego Sebastián Bonavita a la pena de 4 años y 6 meses de prisión, luego de hallárselo penalmente responsable de los delitos de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, tenencia de arma de fuego de uso civil y estafas (dos hechos) con más el pago de una multa total de 1225 pesos y las costas del proceso.
El imputado se encuentra detenido y alojado en la Unidad Penitenciaria N° 4 con asiento en Bahía Blanca.
El pronunciamiento fue dictado por la doctora Fabiana Elena Brandolin -actuante en carácter de juez unipersonal- luego de que el fiscal y la defensa, así como el encausado, acordaran la finalización de la causa mediante el procedimiento de juicio abreviado.

Tenencia y comercialización de cocaína y marihuana

De acuerdo a las constancias reunidas por el fiscal durante la investigación penal preparatoria, quedó probado que el día 4 de octubre de 2013, siendo aproximadamente la 9 horas, dos personas de sexo masculino mayores de edad -uno de ellos, el imputado Diego Sebastián Bonavita-, tenía ilegalmente en el domicilio de calle República del Líbano Nº551 y en el galpón de calle República del Líbano esquina Pueyrredón, clorhidrato de cocaína y marihuana, sustancias estupefacientes a los fines de su comercialización.
La sentencia indica que la tenencia se constató al efectuarse en dichas circunstancias, el registro domiciliario de ambos lugares y larequisa de la persona que allí se encontraba, oportunidades en las cuales se procedió al secuestro 243,30 gramos de cocaína, 56,7 gramos de marihuana, una balanza de precisión y otra digital, y diversos recortes de nylon de color negro, transparentes y trozos de cinta de empaque con restos de sustancias estupefacientes, la suma de 1.805 pesos, 300 dólares, dos molinillos de plástico con restos de marihuana y 4 cigarrillos combustionados de marihuana, todas estas sustancias estupefacientes prohibidas y demás elementos incautados antes detallados, por la cantidad y la forma en que se encontraban dispuestos, denotaban que eran guardados con fines de ser fraccionados y comercializados directamente a consumidores.

Tenencia de armas

De la misma investigación surgió que Bonavita tenía en su domicilio República del Líbano 551, una pistola calibre 22 GMC, y una escopeta de dos caños, calibre 28, marca Demio Bloc Bayard, armas de uso civil, sin contar con autorización respectiva expedida por el RENAR, conforme lo determinan los arts. 112 y 113 del Decreto395/75, reglamentario de la Ley Nacional de Armas y Explosivos N° 20 429.

Dos estafas

A Bonavita se le imputó y probó, además, que resultó ser el autor de dos delitos de estafa: en el primer caso, concurrió al comercio de materiales en Avenida Almafuerte Nº1075 de la ciudad de Tres Arroyos, donde compró 8 chapas autoportantes y 36 chapas canaletas, operación que abonó con tres cheques de pago diferido por la suma de 15.000, entendiéndose que lo hizo a sabiendas que al momento de su presentación esos valores no iban a ser pagados, por lo que ocasionó un serio perjuicio patrimonial al comerciante.
Al hacer la operación y simulando solvencia económica, Bonavita concurrió en compañía de una persona de sexo femenino que entonces era la titular de las dos cuentas corrientes, de diferentes bancos, correspondientes a los cheques librados, en momentos en que ya se había producido el rechazo de otros valores por falta de fondos, toda vez que en el curso de la investigación se probó que hubo 88 cheques rechazados por un monto superior a los 70.000 pesos y no pudo verificarse que la titular de dichas cuentas -como lo había declarado en la apertura de las mismas- desarrollara actividad económica alguna.

En el segundo caso, se presentó en un campo del Cuartel XII del partido de Gonzales Chaves y haciéndose pasar en tal oportunidad por Roberto José Caminoz, adquirió la cantidad de 19 porcinos y un animal vacuno, abonando dicha compra con un cheque del Banco de la Provincia de Buenos Aires, por la suma de 4.200 pesos, correspondiente a la cuenta corriente, perteneciente a una institución salesiana de Bahía Blanca, valor sustraído en Pedro Luro provincia de Buenos Aires, a Francisco Dorronsoro.
Al ser presentado al cobro, el cheque fue rechazado por denuncia de robo.
La investigación posterior al hecho permitió localizar una quinta en esta ciudad, donde Bonavita tenía los animales adquiridos, pero sólo una parte de los cuales fueron recuperados y entregados al productor defraudado.