Cuarto intermedio en el debate por lesiones agravadas por violencia de género

12 noviembre, 2018 Leido: 22

Cuarto intermedio en el debate por lesiones agravadas por violencia de género

Culminada la primera audiencia y ante la ausencia de un testigo, se resolvió el pase a cuarto intermedio hasta el 20 de noviembre en el debate oral que se sigue en torno a un caso de lesiones leves agravadas por el vínculo y en contexto de violencia de género. En la jornada de hoy se conocieron testimonios relacionados con el episodio denunciado por la víctima, Andrea Cañada, y también el relato del imputado, Raúl Martín Pérez, quien desmintió haberla golpeado.

Según se ventiló en el debate, Cañada denunció haber sido golpeada en la cabeza por el nombrado en una discusión que mantuvieron en el domicilio que compartían con los dos hijos menores de ella. Aquella noche, uno de los niños llamó a la Policía y el otro a su padre, y ambos (el hombre y el móvil policial) coincidieron en el lugar momentos después. De hecho, el padre de los chicos refirió en la audiencia que su hija “lo llamó llorando y diciéndole ‘discutieron y le pegó a mamá’”, por lo que finalmente esa noche terminó llevándose a sus hijos consigo.

El policía que declaró brindó aspectos relacionados con aquella comunicación y lo que le relataron en el lugar de los hechos, mientras que está pendiente el testimonio de su compañera en el procedimiento, hoy con licencia médica y a la que se espera escuchar el 20 de noviembre, jornada en la que también se pronunciarán los alegatos.
Pérez, por su parte, hizo uso de la oportunidad de dirigirse a las partes asegurando que quería a la denunciante, que se había comprometido para casarse con ella y que en el episodio en cuestión se limitó a protegerla de posibles autolesiones “porque estaba muy alterada”.