De reseros y “Cuatreros”

12 septiembre, 2020 Leido: 503

De reseros y “Cuatreros”

Las mismas características de ruralidad convirtieron al cuatrero en una figura habitual y una modalidad delictiva de una proyección tal que determinó la creación de organismos específicos para contrarrestarla.

Desde departamentos judiciales especiales hasta estructuras policiales dedicadas al cuatrerismo son históricas y seguramente subsistirán a medida que esa actividad marginal vaya adquiriendo características propias de la evolución de los tiempos.

Incluso el nombre fue impuesto a un lugar próximo a Bahía Blanca. Fortín Cuatreros o simplemente Cuatreros, se encuentra en General Cerri y otrora fue un centro económico muy importante, vinculado casi excluyentemente con la actividad frigorífica.

Si se habla de actividad frigorífica es lo mismo que decir actividad ganadera y como tal fue también lugar en que recalaron algunas personas de Tres Arroyos, como el caso del señor Sixto Reynoso.

Integrante de una de las familias originarias de nuestra población, casado con doña Petrona Arce, también componente de la pléyade de primeros pobladores de nuestro medio, estuvo dedicado al traslado de hacienda, lo que se llamaba “resero”.

Un retrato de Petrona Arce fue oportunamente donado por mí al museo de la localidad de Copetonas.

La familia estuvo algún tiempo radicada en el puerto de Cuatreros, donde nació al menos una de sus descendientes.

Se acompaña una reproducción de la libreta especial que debía portar Reynoso para desarrollar su actividad, que tiene fecha de 1929 con vigencia hasta 1932. Obsérvese que debía incluir la firma de un “fiador”. (fotos)

En su documento se consigna que aquel vecino resero medía un metro 69 y medio y no tenía seña particular alguna. Fechado en 1911 se decía que era peón de campo, que sabía andar a caballo, que no sabía conducir automóviles y que sabía leer y escribir.

En su libreta de enrolamiento se registran votos emitidos en 1921 y hasta 1927.

En ese lugar, además, nació un personaje emblemático en la lucha contra el delito: el comisario Evaristo Meneses.

Es interesante repasar algunos de los aspectos históricos de Cuatreros, incluyendo la trascendencia que cobró con el funcionamiento de uno de los frigoríficos de la Corporación Argentina de Productores de Carnes, CAP, cuya historia repaso siquiera someramente.

El puerto

Ubicado en el estuario de la Bahía Blanca, en 1901 por Decreto del Poder Ejecutivo Nacional se entregó una concesión a la Compañía Sansinena de Carnes Congeladas, cuyo directorio era presidido por Ernesto Tornquist.

En 1903 se inaugura un muelle de madera de 152 metros, con un acto oficial. Además se habilitaba un ferrocarril de trocha angosta de 3 kilómetros hasta la planta frigorífica de la empresa.

Desde entonces se efectuaron despachos de carnes con destino a mercados internacionales.

Hacia 1930 se exportó también manteca producida por la fábrica bahiense La Scandia y luego también frutas del Alto Valle.

En 1947 se retomó la exportación de carnes, ocasión en que se produjo el dragado para aumentar su calado.

En 1952 se lo asigna a la Corporación Argentina de Productores de Carnes, CAP cuya operatoria internacional fue importante, hasta que en 1961 durante un temporal un barco rompió el muelle, dejándolo inoperable.

De todas maneras, en 1962 se hizo un despacho de carne ovina de menor envergadura, siendo el último de esa actividad.

El lugar ha sido destinado a actividades deportivas y recreativas, y si bien era el lugar elegido para un mega proyecto, el mismo nunca se concretó.

C.A.P

La Corporación Argentina de Productores de Carnes fue creada en 1934, y su liquidación concluyó en 1993 luego de un proceso traumático.

Siempre generó una especial atención en Tres Arroyos su actividad, sobre todo por la intervención sustancial que tuvo el ingeniero Aldo Mosse en buena parte de la historia.

Mosse había nacido en 1925 en Benito Juárez. En 1957 se recibió en la Universidad Nacional de La Plata. Entre 1958 y 1962 integró el consejo de administración de la Asociación de Cooperativas Argentinas. Enrolado en el Partido Intransigente fue Intendente de B. Juárez entre 1963 y 1966. En 1967/68 fue titular de la agencia juarense del INTA.

También fue presidente de la Sociedad Rural Cooperativa de B. Juárez y en determinado momento declinó ser candidato a gobernador por el Partido Intransigente.

En 1967 integró el directorio de CAP y en 1969 fue designado presidente de CAP-Cuatreros. Un año después fue electo presidente de toda la Corporación.(foto)

Pero la historia indica que C.A.P. se crea como una entidad privada con aportes de todos los ganaderos del país y el objetivo de distribuir los beneficios de la actividad exportadora entre los mismos productores, los peones de campo, trabajadores de frigoríficos y los mismos consumidores.

Este singular y ambicioso propósito, en realidad nunca se alcanzó.

Mosse fue un asiduo visitante de Tres Arroyos. En octubre de 1972, por ejemplo, expuso la situación de la entidad en un encuentro celebrado en el Centro Regional de Ingenieros Agrónomos, en 9 de julio 241.

Con el advenimiento del peronismo en 1973, se propuso y se avanzó con la intervención de la Corporación. Se adjunta un despacho oficial de la agencia Télam, en que se consigna la asunción de la intervención. (foto).

Se iniciaría así un traumático proceso que incluyó una denuncia penal contra los directivos, incluyendo a Mosse, por presuntas irregularidades en los balances. Este dijo que era un escandalete y descartó públicamente esas imputaciones.

Lo cierto es que recién en 1993 se completó el proceso de liquidación de la empresa que tuvo funcionando numerosos frigoríficos y fue un instrumento de proyección internacional.

Sus productos con marca propia, eran reconocidos a nivel mundial, especialmente Europa.

Como se verá, son historias que se entrelazan y vinculan a modestos arrieros de la década del 30 que nutrieron el nacimiento y desarrollo de Tres Arroyos, con el desarrollo de un puerto y una industria frigorífica que fueron florecientes durante mucho tiempo.

*Escribe Omar Eduardo Alonso – [email protected]

También en FB y en HistoriaHoy.com.ar