Debaten por jurados el asalto sufrido por Marcelo Albarello

28 septiembre, 2016 Leido: 66

Debaten por jurados el asalto sufrido por Marcelo Albarello

Se está cumpliendo la primera jornada de un nuevo juicio por jurados en la ciudad. Alrededor de 24 personas de las 48 citadas originalmente llegaron a la sede del TOC N°1, para formar parte del listado de 12 titulares y 12 suplentes que deberán resolver si los imputados son o no culpables. Se prevén tres días de debate, en torno a un caso de robo agravado, privación ilegal de la libertad, portación de arma de guerra y resistencia a la autoridad, por los que se imputa a Juan Oscar Zarantonello (alias Chapa)  y Lucio Alberto Pérez, este último oriundo de Tres Arroyos.
El hecho que se ventila ocurrió el 30 noviembre de 2015, cuando alrededor de las 22.45, el tresarroyense Marcelo Gustavo Albarello se encontraba en su local comercial de venta de pollos, en Paso 635, y fue sorprendido por dos personas, una de ellas blandiendo un cuchillo, y la otra, un arma de fuego.
En aquel momento, quienes son considerados sospechosos de este caso, Zarantonello y Pérez, amenazaron a Albarello con que si no les entregaba dinero, entrarían en su casa y matarían a su hijo. De esta manera lograron hacerse de unos 1300 pesos, pero no conformes con ello, obligaron al comerciante a subirse  su Mercedes Benz Sprinter de color blanco y durante una hora lo hicieron circular por las afueras de la ciudad, mientras continuaban amedrentándolo: “si no me das la plata los seis tiros que tengo te los voy a pegar en la rodilla”, le decían, según figura en el expediente.
Esa noche, al parecer Albarello logró avisar por teléfono a un amigo que pasaba por un momento delicado y la información llegó a la Policía mediante un llamado al 101. La DDI, con la policía local y la Patrulla Urbana realizaron un operativo hasta que encontraron el  vehículo en cuestión, con las tres personas a bordo. Lograron interceptarlo en Rondeau bis 1135, y al descender Albarello, se advirtió que tenía su rostro ensangrentado producto de culatazos que le habrían pegado en la cabeza.
En la camioneta había dos personas más, uno de ellos que se identificó como Raúl Fernándo Farías de 62 años, oriundo de San Isidro, y que finalmente resultó ser el “Chapa” Zarantonello, fugado de al menos dos penales y condenado por violación; y el tresarroyense Pérez, quien al momento de intentarse su aprehensión, golpeó a un policía y huyó a la carrera, pero el mismo uniformado al que agredió le dio alcance y lo redujo a los pocos metros.
Posteriormente se supo que el revólver con que amenazaron a Albarello, un calibre 38 especial, tenía pedido de secuestro de la justicia de San Isidro.
Ahora será el jurado quien decida acerca del futuro de los acusados.