Denuncia públicamente a un médico en Claromecó por la atención que brindó a su esposa

19 julio, 2020 Leido: 8926

Denuncia públicamente a un médico en Claromecó por la atención que brindó a su esposa

Un vecino de Claromecó, residente en Curva del Mozo y ruta 73, identificado como Heber Ángel Artigas Sotelo Castro, dio a conocer una carta pública en la que cuestiona el accionar de un médico que presta servicios en el Centro de Salud de Claromecó (“Hospitalito”) por la atención que le brindó a su esposa.
En la carta, que se reproducirá textualmente a continuación, lo acusa de no haber querido derivar a la mujer, que con antecedentes familiares de problemáticas vasculares terminó con una trombosis y terminó trasladada en grave estado al Hospital Argerich en Buenos Aires.

“Quien suscribe- Heber Ángel Artigas Sotelo Castro, DNI: 93.601.373, domiciliado en ruta 73 s/n curva del mozo.
Desea por este medio hacer una denuncia de falencia profesional y por ende, daño físico, psicológico y lucros cesantes, al (doctor) Daniel Olivera abocado al hospitalito de Claromecó: Doctor Juan Abad.
Los hechos que voy a relatar sucedieron en corriente del año 2020 y en el mes de (enero)
Mi señora, compañera y madre de mis dos hijos concurrió confiada en dicho profesional a dicho establecimiento, por un dolor en uno de sus miembros inferiores (pierna izquierda) encontrándose el señor Daniel Olivera anoticiándole a mi señora que tenía historial familiar drástica de DEFICIENCIA DE ANTITROMBINA 3 con varios antecedentes familiares: padre, hermanos fallecidos, dos hermanos con tratamiento y una sobrina por ende con el mismo problema
Teniendo historia de dicho tratamiento. Este señor la trato por una flebitis, y no hizo caso a su historial médico y menos de su ecodopler. (nunca la quiso derivar alegando que por ser tan joven no podía tener nada parecido) y por consiguiente derivo a una trombosis, dejando pasar así el tratamiento que por ese entonces se hubiera solucionado con una medicación anticoagulante que es en lo que en realidad hubiera evitado que llegáramos a lamentar el final que estamos lamentando, y derivando en una discapacidad de mi señora de (41 años de edad) que no tendría que haber sucedido si no fuera por la falencia profesional del antes dicho (doctor) Daniel Olivera, no tendría que haber salvado milagrosamente la vida de mi señora. La terapia del hospital de tres arroyos (Pirovano) y llegando a ser trasladada en estado crítico al hospital de buenos aires unión coronaria (Argerich) no pudiendo en los mejor de los casos después de un tratamiento de largos meses de salgan resultado positivo no pudiendo retomar nunca más su actividad laboral como antes y con una dienta tan estricta que impide una vida normal.
Es por eso es que no me puedo quedar de brazos cruzados sin pedir (en nombre mío , de muis hijos y de mi señora) que dicho medico sea despido del cargo que se le a otorgado en dicho lugar; atento a las falencias profesionales que en distintos acontecimientos a desempeñado y propio lo antes explicado en mi familia es que espero tener las autoridades pertinentes del caso me den una respuesta y una explicación coherente ya que ese señor (doctor) Daniel Olivera, como profesional deja mucho que desear y no puede estar a cargo de un lugar donde puede llegar a hacer más daño del que está haciendo y del que ha hecho”.
Atte.: Heber Ángel Artigas Sotelo Castro DNI: 93.601.373