Desde Madrid, un nativo de El Perdido dijo que la final River-Boca se vive con “una expectación impresionante”

4 diciembre, 2018 Leido: 63

Desde Madrid, un nativo de El Perdido dijo que la final River-Boca se vive con “una expectación impresionante”


En la previa de la final de la Copa Libertadores de América entre River y Boca en Madrid, el ingeniero civil Marcelo Celave, oriundo de El Perdido, desde España le contó a LU 24 que “el partido se vive con una expectación impresionante”.
“Es una noticia que abre todos los noticieros y en los programas deportivos ocupa gran parte. Al clásico se lo ve como con una aureola de pasión, romanticismo, de mística barriobajera que ya no hay en el fútbol súper profesionalizado de Europa”.
En cuanto a la seguridad, dijo que “no hay gran preocupación, acá la gente no puede imaginar la pasión y el dramatismo que tenemos los argentinos. Ellos confían en que su policía va a estar bien organizada”.
Celave vive a 15 cuadras del Santiago Bernabeu y es hincha de Boca por lo que manifestó su deseo de asistir a observar el encuentro acompañado por su hijo. “Quiero ir pero antes debo asegurarme bien cómo es el tema de las entradas porque ha habido noticias muy contradictorias”, explicó.
“En Madrid ven el River-Boca con cierta extrañeza, están sorprendidos porque no es algo normal pero por otra parte lo achacan enseguida a nuestra manera de ser: nos consideran que somos talentosos y brillantes, por un lado, pero caóticos e inmaduros, por otro. A esta solución que se ha encontrado la ven como muy propia de los argentinos”, remarcó.
En Madrid existe “una gran comunidad argentina, que es de alrededor de 100 mil personas por lo que tenemos una buena oportunidad con este partido”.
“Yo soy muy futbolero, hincha de Boca desde siempre, aunque con la distancia uno se va suavizando. Para mí son caras opuestas de una misma moneda, que se necesitan el uno al otro para poder existir, y a 10 mil kilómetros de distancia lo bueno es que uno no ve cada cara sino la moneda en su conjunto, entonces lo que queremos es que sea una moneda brillante, sin drama, sin violencia y que gane el mejor, si es Boca para mi será bárbaro, pero queremos que salga todo bien para el prestigio de la sociedad argentina”.
Marcelo, quien vivió en El Perdido hasta los 5 años y visita nuestro país una vez por año, tuvo una primera etapa residiendo en España entre los años 1986 y 1994, y volvió en el 2000 permaneciendo hasta la actualidad. “Es toda una vida aquí pero mantengo los lazos muy firmes con Argentina, con Monte Hermoso, que es mi lugar de residencia allí, y Coronel Dorrego, donde estudié y tengo todos mis amigos. Estoy muy orgulloso de toda esa zona”, concluyó.