Destacan la urbanización de una rambla que cambió la cara del ingreso a Pringles

30 agosto, 2015 Leido: 9

Destacan la urbanización de una rambla que cambió la cara del ingreso a Pringles

Quienes ingresan a Coronel Pringles por la ruta 51 y Avenida 9 de Julio se encuentran con la rambla denominada Papa Francisco, que conjuga seguridad vial y estética visual a la entrada de la ciudad. En Tres Arroyos, mientras tanto, se sigue aguardando obtener la financiación provincial para encarar las tareas de rediseño urbano de las primeras cuadras de la calle Colón, que se espera produzcan un efecto similar al de la rambla pringlense, pero en este caso en pleno centro de la ciudad.

Según se estima, la rambla ha mejorado las condiciones de seguridad de la Avenida 9 de Julio reordenando el tránsito. Con su nueva y moderna iluminación ha mejorado las condiciones estéticas del acceso a la ciudad, además de ofrecer a la comunidad una senda peatonal con equipamiento y arbolado urbano, constituyéndose en una nueva alternativa de paseo público seguro y vistoso.

La rotonda ubicada al inicio de la misma en su cruce con el Boulevard 0, ha permitido el ordenamiento y una circulación más segura. Esta arteria es de un gran flujo vehicular de todo tipo, por lo tanto necesitaba amplitud y una iluminación acorde a la envergadura de la obra. Además, la rambla Papa Francisco se conecta con la bici senda que llega hasta la ermita de la Virgen de Luján ubicada al ingreso mismo de la ciudad, siendo uno de los puntos más transitados por los amantes de las caminatas que diariamente recorren esta senda hasta la Virgen, y que se acentúa los fines de semana.

En la calle Colón

Cabe recordar que desde el 2013, la Municipalidad de Tres Arroyos lleva adelante gestiones para concretar el proyecto de rediseño urbano de la calle Colón, planteado en principio para las cuadras que van del 100 al 300, y que como continuum de la remodelación integral de la Plaza San Martín incluyen el ensanchamiento de las veredas, la instalación del cableado subterráneo y la colocación de nuevas luminarias. Esa misma iniciativa prevé que las cuadras mencionadas funcionen como peatonales los sábados y domingos.

Para ese fin se aguarda todavía la posibilidad de financiar las obras con un crédito del Banco Provincia, ya que al momento de gestarse el proyecto, cada cuadra tenía un costo aproximado de un millón de pesos.